Inicio > diseño > De democratia

De democratia

miércoles, 28 de noviembre de 2007

He encontrado dos maneras de hacer que el desarrollo de software se hagan según cierta manera, que vamos a llamar buena (no utilizaré el término mejor). La primera de ellas es utilizar plantillas para crear los distintos artefactos necesarios a lo largo del proceso. De esa forma, siguen una estructura predefinida. Si la plantilla llega al status de «formulario», entonces el tema es todavía más rápido. Existe un riesgo, que es fácil caer en el diseño por copiar y pegar. Si te das cuenta tarde de que puedes factorizar algo, el trabajo puede ser un tanto tedioso.

El segundo método es elaborar un diseño que obligue a que se utilice una determinada estrategia durante el desarrollo (esto se aplica más a la parte de construcción o codificación). Por ejemplo, con un framework de persistencia que obligue a que todo los accesos a la base de datos, incluidas las consultas, se realicen por medio de procedimientos almacenados, permite que la gestión de permisos o la modificación de la estructura física de la base de datos se pueda cambiar en ciertos casos sin que afecte a la aplicación, además de todas las demás ventajas conocidas del uso de procedimientos almacenados frente al acceso directo a las tablas en seguridad, rendimiento, coherencia de los datos…

Sí, lo sé, suena dictatorial y lo es. Pero no estamos hablando de que un proyecto sea una democracia. Sin control, sin ciertas restricciones, es imposible que llegue a nada. También entiendo que la democracia se puede hacer entre iguales, y no suele ser el caso…

Reconozco que estoy un poco sensible, pero creo que es más bien una reacción natural a la presión que impone el no poder comunicarme como me gustaría…

Creo que seguiré analizando este tema. Este pensamiento es simplemente una explosión, y hace falta destilarlo…

diseño

Comentarios cerrados.