Archivo

Entradas Etiquetadas ‘twitter’

Twitter

Martes, 5 de Abril de 2011
Comentarios desactivados en Twitter

Hoy me he levantado calculador.

Me he acercado a la web del Banco Mundial, que tiene una base de datos alucinante con un montón de información relevante. La que yo andaba buscando era el número de habitantes del planeta: en 2009, éramos algo más de 6.775 millones de personas (contando a los que en aquel momento andaban en la ISS), con un aumento estimado de unos 80 millones de personas al año.

Población mundial (2009): 6.775 millones de personas

Luego me he puesto a buscar cuántos usuarios tiene Twitter. Malas noticias, nadie lo sabe con seguridad, y para colmo Twitter no se pronuncia sobre el tema. Mirando por ahí he visto que la gente de RJMetrics hizo un estudio en el 2010 en el que se estimaba ese número en 75 millones.

Tuiteros (2010): 75 millones de personas
Porcentaje sobre población mundial: 1,1%

Y luego, bueno, una cosa es que abras una o más cuentas en Twitter, y otra distinta que tuitees… Así que seguí mirando, y el mismo estudio de RJMetrics estima que el porcentaje de usuarios activos (es decir, de los que tuitean al menos una vez al mes) es del 17%. Además, midió la “lealtad” (el número de nuevas cuentas que siguen tuiteando después de la segunda semana) y la estimó en un 20%. Los dos números son coherentes, pero vamos a tomar el mayor.

Tuiteros activos (2010): 15 millones de personas
Porcentaje sobre población mundial: 0,22%

Si hacemos caso de los datos recogidos en 2009 por sysomos.com, de esos 15 millones de tuiteros (perdonadme la manera burda de mezclar estadísticas de periodos distintos), el 80% de ellos, es decir, 12 millones, estaría tuiteando desde Estados Unidos, Reino Unido, Canada, Australia, Brasil y Alemania. Sólo Estados Unidos aportaría 9 de esos 12 millones. Si encima tuiteas desde España, tu aportación es del 0,69%. O sea:

Tuiteros españoles en activo (2009): 103.500 personas
Porcentaje sobre población mundial: 0,0015%

Así que lo lamento muchísimo, pero de charla global, nada de nada. Lo digo por si algún día te cruzas con alguien y te llevas las manos a la cabeza porque no conoce Twitter, ni sabe de tu reconocida fama en el medio.

internet ,

Rascando segundos

Lunes, 23 de Noviembre de 2009

células de tiempo En mi lista de tareas, hace unos días que una de ellas ha ido tomando posiciones dada su importancia. Es una de esas tareas en la que reconoces una habilidad especial para facilitar el camino de todas las demás, por lo que su impacto es sustancial, de base. La tarea se llama “racionalizar mis fuentes de información”.

Aquí “racionalizar” no hace referencia al mecanismo de defensa psicológico descrito en esta breve fábula, sino más bien a la idea de buscar un motivo razonable al uso que le doy a cada fuente. ¿La necesito realmente? ¿En qué me beneficia? ¿Cuál es la mejor manera de acceder a ella y cada cuánto tiempo quiero hacerlo? ¿Cuánto tiempo hace que no accedo a ella?… Es momento de terminar con la ilusión de hacer algo sólo porque tienes la posibilidad de hacerlo.

Es una tarea que hoy ha hecho surgir una acción de una forma un tanto espontanea. O quizá es que empiezo a identificarla como tal porque ya me he fijado un objetivo (lo que encuentras depende, fundamentalmente, de lo que buscas). El caso es que estaba revisando mi timeline en twitter, y ví un tweet de @idealistanews, el canal de información del portal inmobiliario idealista.com, en el que publican noticias muy interesantes sobre ese mercado. La primera intención fue abrir el enlace y leer la noticia. Con una herramienta como twitter, es muy fácil caer en la trampa de la inmediatez e interrumpir lo que estás haciendo en ese momento en favor del nuevo estímulo. ¿Realmente necesito leer la noticia en este mismo momento? Si trabajara en una agencia inmobiliaria, o si estuviera laboralmente relacionado con ese mundo, la respuesta quizá sería positiva. Pero en mi caso, la respuesta es un rotundo “no”.

Así que decidí dejar de seguir a @idealistanews, pero al mismo tiempo suscribirme al feed de sus tweets (sí, sí, también puedes seguir a usuarios de twitter a través de su feed 😉 ). Con ello consigo dos cosas: reducir el número de interrupciones que recibo de twitter (algo que tiene que ver con el objetivo de la tarea) y seguir informado, aunque en otro momento.

¿Hacéis vosotros algo parecido? ¿Cómo seleccionáis vuestras fuentes de información? ¿Qué uso hacéis de ellos? ¿Cómo rascáis segundos en el día a día?

truki del almendruki , , ,

¿Lo sabías?

Domingo, 20 de Septiembre de 2009

Esta es la versión 4.0 del estudio “Did you know?”.

No dejes que lo elaborado de la magnífica presentación ensombrezca su contenido, y mucho menos la reflexión que te induzca… Os dejo con ello.

internet , , ,

T menos cuatro días

Sábado, 11 de Julio de 2009

Me habréis notado desconectado del mundo 2.0. En realidad, no me habréis notado. Los motivos han sido fundamentalmente dos. De uno de ellos se hablará en su momento, que tampoco es plan de adelantar acontecimientos (aunque algunos ya estáis al tanto). El otro es mi viaje a Kenia.

Y es que ya no queda apenas nada. El próximo miércoles despegamos hacia Nairobi, haciendo una escala en Ámsterdam cuya duración (unas 8 horas) creemos que nos permitirá dar una vuelta por la ciudad, si no hay retrasos.

420022371_c96503d6b9 Y no os voy a mentir: estoy nervioso. Hace poco me decía una amiga que eso era síntoma de que soy una persona que necesita mantener el control sobre todas las cosas. No le falta parte de razón, pero creo que no tiene tanto que ver con eso como con que no sé exactamente qué me encontraré: no quiero controlarlo, quiero saber qué es. El que normalmente no lleve bien las novedades también contribuye a ello.

Pero tampoco quiero aventurar nada sobre lo que viviré con esta experiencia. Ir preparado sí, pero tratar de imaginarme cómo será el día a día, o qué dificultades tendré, no. Quiero que aquella realidad me golpee directamente sin ningún escudo de prejuicios o pensamientos preconcebidos, tener la mente abierta, no tener miedo a que aniden en mí ideas distintas. Lo que debía saber, ya lo sé. Lo que no, lo aprenderé allí.

Por lo que respecta al tema de la comunicación, no sé de qué medios 2.0 dispondré allí para comunicarme. Por lo visto hay posibilidad de acceder a internet, pero no todo el tiempo ni con el ancho de banda que disfrutamos aquí en España. Aun así, intentaré alimentar este blog y el de la asociación, y si es posible, iré transmitiendo lo que voy haciendo en twitter.

en busca de mis valores, nyumbani , , , ,

Carrusel aéreo

Viernes, 15 de Mayo de 2009

Ignoro si mantendrán una costumbre tan culturalmente saludable como esta que os vengo a contar e ilustrar, pero hace tiempo los Hoteles NH obsequiaban a sus inquilinos, nuevos nómadas, con un librito en el que recogían pequeños relatos, en proporción a la que suele ser la duración de su estancia. Textos, cuentos, historias diminutas que cabían en los pocos minutos que anteceden al sueño (o por qué no, que acompañan a un despertar perezoso cuando uno se descubre en la mañana abrazado cálidamente por las sábanas…

hotelroom Esos pequeños libros se llamaban o se llaman “Noche de relatos”, y son una delicia para tener junto a la cama y darle esquinazo al insomnio, aunque estoy seguro de que son igualmente útiles en cualquier circunstancia en la que uno no disponga de mucho tiempo, o no desee embarcarse en viajes literarios más largos. A mi desde luego, cada vez me gustan más los pequeños relatos.

No me distraigo más. Os transcribo uno de esos pequeños cuentos con el que me he divertido mucho. Siempre que termino un cuento así, me invade una agradable sensación de diminuta felicidad, como su extensión, pero a la vez una tremenda envidia (sana, cómo no 😉 ) porque me gustaría saber escribir cuentos así de bien acabados. Os dejo con “Carrusel aéreo”, de José María Merino.

Carrusel aéreo

¿De modo que también han retrasado su vuelo? Pues entonces tenemos tiempo de sobra. Ya le dije que yo he sufrido muchas de estas huelgas. Había pasado varias cuando en una de ellas, esperando la oportunidad de la salida en el aeropuerto de Pamplona, conocí a Judith, una barcelonesa que trabaja en asuntos parecidos a los míos. Nos caímos bien y fuimos intimando, nos hicimos lo que se pudiera llamar novios, y el puente aéreo nos unía los fines de semana. Después de un tiempo, cuando parecía claro que estábamos hechos el uno para el otro, una de estas huelgas retrasó nuestra cita durante más de un día. Tuve que pasar demasiadas horas solo en el aeropuerto, pero allí estaba Milagros, una malagueña profesora de francés. Simpatizamos, y conocerla me hizo reflexionar sobre mi proyectado matrimonio con Judith. Después del verano, ya salía con Milagros. También nos veíamos sólo de vez en cuando, pero esos amores tienen siempre mucho incentivo para vivirlos. La cosa había cuajado entre nosotros, y yo preparaba mi viaje para conocer a su familia, cuando otra huelga me retuvo en Barajas. Entonces conocí a Alma, una jovencísima bióloga sueca. ¿Usted ha oído hablar del flechazo? Fue eso, exactamente. Me encontraba con Alma mucho menos de lo que lo había hecho con las otras, pero lo nuestro sí que era pasión, sobre todo en vacaciones. Precisamente unas vacaciones interrumpió un encuentro con Alma una de esas dichosas huelgas, y ella debió de conocer a alguien más interesante que yo mientras esperaba, el caso es que cuando nos vimos me dijo que lo nuestro quedaba cancelado. Estuve sin novia una temporada, pero otra huelga me hizo pasar unas cuantas horas en el bar con una gallega de nombre Margariña. Mi corazón se enamoró otra vez, qué quiere que le diga, y mi viaje de hoy es para buscar piso, porque estoy pensando en trasladarme a Pontevedra y casarme con ella. Antes eran los dioses, hoy son esos pilotos. Cambia la cara, pero siguen siendo las manos del destino. Menos mal que la espera se hace muy agradable, y hasta se agradece, cuando uno tiene la suerte de conocer a una mujer tan guapa y tan simpática como usted.

José María Merino

La habitación la fotografió elinar.

ocio , , , , ,

La respuesta es @judas

Martes, 21 de Abril de 2009