Archivo

Entradas Etiquetadas ‘nairobi’

Chicken Connection

miércoles, 2 de septiembre de 2009

Todavía queda una experiencia gastronómica típicamente keniana, y de Nairobi para más señas. No es la típica del restaurante turístico, bien decorado y con una oferta amplia de platos de influencia subsahariana. Restaurantes como Carnivore, Tamarind o Rusty Nail puedes encontrarlos en cualquier lugar del mundo, salvando las distancias (y nunca mejor dicho). Pero al lugar al que fuimos hace unos días… Bien… Iba a llamarle restaurante, pero mejor lo dejo en “el sitio del pollo frito”.

El sitio queda cerca de la estación de autobuses de Kencom, bajando por la avenida Moi, pero puedes encontrar muchos como ese en todo el Central Business District (CBD), que es el lugar en el que nos encontrábamos. La apariencia es la de un Patatín Patatán, pero un poco más cutre. En la entrada, un tipo gobernaba sobre una freidora y mandaba sobre un regimiento de pollos. Podías pedirle un pollo, tres cuartos, medio o cuarto de pollo. El trozo seleccionado era condenado entonces a pagar sus crímenes en la freidora, y luego a ser troceado con unas tijeras de podar sobre un plástico y un papel de envolver. Una vez empaquetado, podías ir a la banqueta de tu elección. En otro sitio tenías que pedir y pagar las patatas y la soda (cocacola, fanta…). Medio pollo son 210 shillings, la fanta 35, las patatas 50 y el suplemento de kétchup, 5 shillings. Total, 300 shillings, unos 3 euros.

Comer en Nairobi por 3 euracos.

— ¿Dónde están las servilletas?
— No hay.
— ¿Y los cubiertos?
— Las pinzas que te regaló tu madre al nacer.
— ¿Cómo hago para lavarme?
— Usa el lavabo que hay al lado de la barra de las patatas.
— No funciona el grifo.
— Debajo hay un cubo con agua, y un cazo.
— ¿Cómo está el pollo?
Tre-men-doooo.

Los dominios de la República Independiente de Chickenland

Por cierto, el bote de kétchup no es de kétchup, es una especie de líquido rojo fluorescente a la vez que picante, que te dan sin rechistar cuando les preguntas “may I have the ketschup, please?”

nyumbani , , , ,

Primer dia en Nairobi

jueves, 16 de julio de 2009

Pues ya esta, ya hemos llegado. Nos ha llevado casi un dia llegar aqui, pero al final aterrizamos sanos y salvos.

Tengo un sue/o tremendo, y estoy muy cansado, porque apenas hemos dormido, asi que no se que post me va a salir.

Comparto con vosotros lo primero que me ha chocado al llegar aqui. No todo es tan distinto, pero igualmente que no todo es tan parecido. El atasco que nos comimos para salir de la ciudad y dirigirnos a Karen, porque las 7 es hora punta aqui, pertenece al lado de lo parecido. Todo el mundo va camino de sus trabajos, todo el mundo intenta ganar un par de sitios en carretera… Que no se oyera apenas un claxon pertenece al lado de las diferencias. La gente se lo toma con mucha calma y hace cierta la expresion hakuna matata, que ya hemos escuchado varias veces desde que hemos llegado. Eso y que la gente cruza por en medio de la carretera, con coches, camiones y matatus a 90 kilometros por hora… Probad a hacerlo en la M-30 [los matatus son peque/as furgonetas que hacen la funcion de autobuses, y que forman una red de transporte que te permite llegar de forma relativamente comoda a cualquier punto, bien dentro de Nairobi, o entre las distintas ciudades cercanas].

Poco mas puedo decir por ahora, que estoy muerto de sue/o, que no tengo la letra entr la n y la o como ya habreis comprobado, y que aqui la gente es amabilisima y dispuesta a echarte una mano en cualquier cosa que necesites. Y que estoy deseando que mi cerebro haga el clic necesario para adaptarme a todo lo distinto que voy encontrando: idioma, cultura, costumbres…

Ojos abiertos, mente abierta.

en busca de mis valores , ,