Archivo

Entradas Etiquetadas ‘mba’

Un final (y un comienzo) a un clic de distancia

Viernes, 8 de Abril de 2011

Parecía que no iba a llegar nunca. Pero al final todo llega. Incluso el último envío de los trabajos del máster. Hoy, a las 23:32, puedo dar por concluido, definitivamente, y para el beneficio mío, de mi familia y de mis amigos, el proyecto Norman.

Aquí, la prueba:

¡Enhorabuena a los premiados!

mens sana, profesión, Secretos del corazón , , , ,

Mi equipo

Jueves, 22 de Julio de 2010
Comentarios desactivados en Mi equipo

the-a-team Y no porque sea mío, sino porque participo en él. La palabra no está escogida sin intención, más bien al contrario. Me gusta recrearme en la importantísima diferencia entre “equipo” y “grupo”, porque no es lo mismo. Por eso, todas las transparencias, todos los informes, todos los trabajos que presentamos en el máster, van firmados como “Equipo 2”. Pero vayamos a lo importante, sus componentes, mis compañeros:

Rubén es ingeniero agrónomo. Hasta hace muy poco estaba en paro, pero lleva poco más de un mes en su nuevo trabajo, contratado por una conocida empresa pública. Le encantan las motos y vive en Albacete, así que cada semana se hace unos viajecitos de vuelta e ida desde Madrid para poder ir a clase. Sabe resaltar algunos puntos que se nos quedan fuera cuando los demás estamos enzarzados en ciertas disquisiciones bizantinas 🙂

Jorge es ingeniero de telecomunicaciones, y uno de los mejores amigos de mi concuñado (y es que el mundo es muy pequeño). Es jefe de producto en una pequeña empresa de seguridad, y en estos días nos dará la sorpresa y nos llamará para decirnos que ya ha sido papi. Jorge tiene una espectacular capacidad de análisis y organización, y ayuda a conducir el trabajo de los demás por el buen camino.

Raquel es licenciada en administración y dirección de empresas, y hace falso eso que dicen algunos de que en Asturias no hay volcanes. Hace poco le pidieron la mano, y ha dicho que sí, así que se podría decir que Abde ya forma parte del equipo también. La capacidad creativa de la chica del equipo es increíble, y la complementa con una vertiginosa energía para el trabajo. Es sin duda la que mejores planes de marketing elabora.

Es este un pequeño homenaje a cada uno de ellos, sin los que hubiera sido imposible haber creado el plan para reflotar la Escuela de Vela, haber analizado la manera en la que objetivos y estrategias de recursos humanos estaban bien o mal alineadas en dos empresas, o la manera en la que presentar la implantación del teletrabajo en nuestra ficticia empresa. Estoy orgulloso de ellos y esto es lo mínimo que puedo hacer para demostrárselo.

Gracias.

mens sana , , , , ,

Momento para reflexionar

Miércoles, 21 de Julio de 2010
Comentarios desactivados en Momento para reflexionar

Lo que son las cosas. Parece que fue ayer cuando un 19 de febrero empezaba el MBA. Con todo ese tiempo, el saco donde llevaba las expectativas se ha ido vaciando de ellas, y se ha ido llenando con apuntes y nuevas experiencias. Este sábado pasado tuvimos la última clase antes del verano, la de Marketing Estratégico, en la que presentamos nuestra solución al caso de negocio que más nos ha enganchado de todas las asignaturas que llevamos, y del que me gustaría escribir aquí (y es que ¡estamos muy orgullosos del trabajo que realizamos!).

Los últimos días de algo siempre despiertan la necesidad de sopesar lo ocurrido, y reflexionar sobre ello con el nuevo elemento de la perspectiva adquirida. Volcaré aquí cuál ha sido la mía. No entraré en los detalles sobre las cosas buenas y malas que he encontrado, porque en cualquier experiencia, sea la que sea, nos encontraremos una cantidad variable de cada variante, aunque sí diré que el saldo es positivo.

reflexionandoY de ese primera expresión económica “saldo positivo” surge la primera de las reflexiones. Me está cambiando la manera de hablar, o al menos soy más consciente de todas esas expresiones que tienen que ver más con el tema empresarial. Aunque quizá lo más relevante sea que ese cambio tiene que ver con un cambio mental. Y ese sí que es un buen indicador. Empiezo a considerar mi situación laboral a la luz del análisis sectorial de Porter, soy capaz de analizar con más rigor mi situación económica y financiera, consigo razonar mejor sobre ciertas declaraciones políticas y económicas, y, por fin, consigo entender en condiciones el Expansión 🙂

La segunda reflexión tiene que ver con la gente que he conocido. Somos mezcla de distintas disciplinas profesionales, desde ingenieros agrónomos hasta licenciados en administración y dirección de empresas o enfermeros. Distintos perfiles laborales, desde jefes de productos a comerciales, desde directores generales hasta religiosos responsables de toda una red educativa. Todos aportamos nuestras experiencias, nuestra visión particular de las cosas, y de esos distintos modelos surgen nuevas ideas, nuevas perspectivas (Hegel tenía razón, amigos). Es ciertamente enriquecedor.

La tercera reflexión ha ido elaborándose desde aquel post en el que detallaba como quería que fuera mi semana, dado que el máster es un ávido consumidor de tiempo. Y es que he empezado a apreciar con más profundidad lo valioso que es el tiempo que vivimos. No descubro nada nuevo, lo sé, quien más quien menos conoce el tempus fugit, el carpe diem, el tratado sobre la brevedad de la vida de Séneca y tantas otras cosas. Pero como decían en aquel cuento, “una cosa es saber que vamos a morir y otra cosa es sentirlo”. Se puede calcular una segunda derivada. La del valor y generosidad de quien decide pasar una hora contigo, cuando podría estar haciendo un millón de otras cosas. Sabéis quiénes sois. Gracias.

mens sana, what is the matrix , , , , , , , , ,

Proyecto Norman

Miércoles, 27 de Enero de 2010

Llevo casi veinte años dedicado a la informática profesionalmente, aunque dedicado a la informática, así sin más, llevo algunos años más. Casi podría decir que toda mi vida he estado rodeado en mayor o menor medida de ordenadores.

Cuando estudié el bachillerato, me decidí por la rama científica. Tenía claro que fuera lo que fuera a estudiar sería por la rama técnica, aunque esos curiosos seres determinísticos y binarios ya habían inyectado en mí el gusanillo de la informática. Aún recuerdo lo mal que lo pasé en esos días entre el final de la selectividad y la respuesta de la Politécnica, comunicándome en qué estudios me admitían. Como primera opción elegí evidentemente Informática, y como segunda opción Arquitectura, por tradición familiar. No recuerdo qué puse en la tercera. Sé que me la jugué, porque llegué a conocer gente a la que le concedieron el acceso a estudios… en su duodécima opción. Se me cayó el mundo (o casi) cuando mi padre me dijo aquello de “enhorabuena, futuro arquitecto”, y se erigió de nuevo cuando vi que era una broma y que me habían aceptado en la Facultad. Soy consciente de que hubiera sido capaz de estudiar Arquitectura y ser un buen profesional, pero creo que no le hubiera puesto tanta pasión.

Sin embargo, llevaba tiempo pensando en darle una vuelta a esa tendencia, a explorar otro campo que también me ha interesado mucho desde hace años (los que desayunan conmigo saben a qué me refiero 🙂 ). Era momento de cambiar, y ahora he tenido la posibilidad de hacerlo.

Hoy por fin está todo arreglado, así que puedo hacerlo público. El viernes pasado fui admitido en el Master in Business Administration (Executive) por la Universidad Pontificia Comillas y hoy mismo me he matriculado. Queda por delante algo más de un año que dedicaré a aprender temas relacionados con dirección estratégica, dirección financiera, o dirección de recursos humanos. Estoy muy ilusionado, y espero sacarle mucho provecho. Era un máster que llevaba tiempo con ganas de estudiar y hacerlo me permitirá equilibrar un poco mi formación técnica con una formación más empresarial. Por experiencia sé que entrar en un campo de conocimiento totalmente distinto al que estás acostumbrado ayuda a “abrir la mente” y a mantener el cerebro despierto, y es algo que quiero sentir. Qué duda cabe, eso abrirá mi abanico de posibilidades laborales, pero a día de hoy mi principal objetivo es únicamente formarme en esta nueva área.

Salvando las distancias, me siento un poco como Norman Phiffier empezando en su nuevo trabajo en unos grandes almacenes 🙂 Por eso, y en su honor, he decidido cambiar el nombre del proyecto Taylor (como se llamaba hasta ahora) a proyecto Norman.

– So, you agree to start your great climb to success? Your climb to the very top?
– I’m ready to climb! (¡me encanta cómo dice esto! :)
– By starting at the very bottom?
– Right down below the depth of the bottom deep lowest place where I am I’ll start.

mens sana , , , , , , , ,