Archivo

Entradas Etiquetadas ‘esfuerzo’

¿Qué le vamos a hacer?

Martes, 17 de Mayo de 2011
Comentarios desactivados en ¿Qué le vamos a hacer?

“El mundo es así”.

“Eso no vas a poder cambiarlo”.

“Yo ya lo he intentado mil veces y nada”.

“La gente es como es”.

“¿Paco? Ese es ya un olivo retorcido”.

“Si no puedes cambiarlo, ¿para qué te vas a esforzar?”.

“Si funciona, no lo toques”.

“¡Puff! ¡Menudo jardín ese!”

“¿Eso? Siempre lo hemos hecho así…”

“No se puede hacer nada”.

“Yo lo haría, pero es que…”

“¿Qué le vamos a hacer?”.

¡Eso! ¿QUÉ COÑO VAMOS A HACER?

momentos de furia , , ,

Mi equipo

Jueves, 22 de Julio de 2010
Comentarios desactivados en Mi equipo

the-a-team Y no porque sea mío, sino porque participo en él. La palabra no está escogida sin intención, más bien al contrario. Me gusta recrearme en la importantísima diferencia entre “equipo” y “grupo”, porque no es lo mismo. Por eso, todas las transparencias, todos los informes, todos los trabajos que presentamos en el máster, van firmados como “Equipo 2”. Pero vayamos a lo importante, sus componentes, mis compañeros:

Rubén es ingeniero agrónomo. Hasta hace muy poco estaba en paro, pero lleva poco más de un mes en su nuevo trabajo, contratado por una conocida empresa pública. Le encantan las motos y vive en Albacete, así que cada semana se hace unos viajecitos de vuelta e ida desde Madrid para poder ir a clase. Sabe resaltar algunos puntos que se nos quedan fuera cuando los demás estamos enzarzados en ciertas disquisiciones bizantinas 🙂

Jorge es ingeniero de telecomunicaciones, y uno de los mejores amigos de mi concuñado (y es que el mundo es muy pequeño). Es jefe de producto en una pequeña empresa de seguridad, y en estos días nos dará la sorpresa y nos llamará para decirnos que ya ha sido papi. Jorge tiene una espectacular capacidad de análisis y organización, y ayuda a conducir el trabajo de los demás por el buen camino.

Raquel es licenciada en administración y dirección de empresas, y hace falso eso que dicen algunos de que en Asturias no hay volcanes. Hace poco le pidieron la mano, y ha dicho que sí, así que se podría decir que Abde ya forma parte del equipo también. La capacidad creativa de la chica del equipo es increíble, y la complementa con una vertiginosa energía para el trabajo. Es sin duda la que mejores planes de marketing elabora.

Es este un pequeño homenaje a cada uno de ellos, sin los que hubiera sido imposible haber creado el plan para reflotar la Escuela de Vela, haber analizado la manera en la que objetivos y estrategias de recursos humanos estaban bien o mal alineadas en dos empresas, o la manera en la que presentar la implantación del teletrabajo en nuestra ficticia empresa. Estoy orgulloso de ellos y esto es lo mínimo que puedo hacer para demostrárselo.

Gracias.

mens sana , , , , ,

Proyecto Norman

Miércoles, 27 de Enero de 2010

Llevo casi veinte años dedicado a la informática profesionalmente, aunque dedicado a la informática, así sin más, llevo algunos años más. Casi podría decir que toda mi vida he estado rodeado en mayor o menor medida de ordenadores.

Cuando estudié el bachillerato, me decidí por la rama científica. Tenía claro que fuera lo que fuera a estudiar sería por la rama técnica, aunque esos curiosos seres determinísticos y binarios ya habían inyectado en mí el gusanillo de la informática. Aún recuerdo lo mal que lo pasé en esos días entre el final de la selectividad y la respuesta de la Politécnica, comunicándome en qué estudios me admitían. Como primera opción elegí evidentemente Informática, y como segunda opción Arquitectura, por tradición familiar. No recuerdo qué puse en la tercera. Sé que me la jugué, porque llegué a conocer gente a la que le concedieron el acceso a estudios… en su duodécima opción. Se me cayó el mundo (o casi) cuando mi padre me dijo aquello de “enhorabuena, futuro arquitecto”, y se erigió de nuevo cuando vi que era una broma y que me habían aceptado en la Facultad. Soy consciente de que hubiera sido capaz de estudiar Arquitectura y ser un buen profesional, pero creo que no le hubiera puesto tanta pasión.

Sin embargo, llevaba tiempo pensando en darle una vuelta a esa tendencia, a explorar otro campo que también me ha interesado mucho desde hace años (los que desayunan conmigo saben a qué me refiero 🙂 ). Era momento de cambiar, y ahora he tenido la posibilidad de hacerlo.

Hoy por fin está todo arreglado, así que puedo hacerlo público. El viernes pasado fui admitido en el Master in Business Administration (Executive) por la Universidad Pontificia Comillas y hoy mismo me he matriculado. Queda por delante algo más de un año que dedicaré a aprender temas relacionados con dirección estratégica, dirección financiera, o dirección de recursos humanos. Estoy muy ilusionado, y espero sacarle mucho provecho. Era un máster que llevaba tiempo con ganas de estudiar y hacerlo me permitirá equilibrar un poco mi formación técnica con una formación más empresarial. Por experiencia sé que entrar en un campo de conocimiento totalmente distinto al que estás acostumbrado ayuda a “abrir la mente” y a mantener el cerebro despierto, y es algo que quiero sentir. Qué duda cabe, eso abrirá mi abanico de posibilidades laborales, pero a día de hoy mi principal objetivo es únicamente formarme en esta nueva área.

Salvando las distancias, me siento un poco como Norman Phiffier empezando en su nuevo trabajo en unos grandes almacenes 🙂 Por eso, y en su honor, he decidido cambiar el nombre del proyecto Taylor (como se llamaba hasta ahora) a proyecto Norman.

– So, you agree to start your great climb to success? Your climb to the very top?
– I’m ready to climb! (¡me encanta cómo dice esto! :)
– By starting at the very bottom?
– Right down below the depth of the bottom deep lowest place where I am I’ll start.

mens sana , , , , , , , ,

El fantasma de las carreras pasadas

Lunes, 19 de Octubre de 2009

20091014203038_universidad

—Odio este trabajo. Ojalá hubiera terminado la carrera.
—¡Soy el fantasma de las carreras pasadas! ¡Estoy aquí para mostrarte qué hubiera sido de tu vida con un título universitario!
— …
—No hemos ido a ningún sitio.
—Ya.

Visto en el fotolog de pisito. y originario de amazing superpowers.

profesión , , , , , ,

El valor de las cosas

Martes, 23 de Junio de 2009

Bueno, pues ahí estás tú, liberado de todas las obligaciones inmediatas, sentado en un sillón cómodo, con la luz y temperatura adecuadas, y quizá saboreando un té o un café. Recoges de la mesilla a tu lado un libro no muy grande. Como quien se encuentra a punto de abrir el cofre de la Isla del Tesoro, parece que algo te impida pasar la primera página inmediatamente, así que te detienes mientras estudias con ojos bien abiertos la tapa, la fotografía que la ilustra, el título del libro, su autor… Mientras, el aroma de sus páginas empieza a llegar a ti y hace que por fin te decidas a seguir adelante.

Ya en la primera página te detienes nuevamente, disfrutando de cada mancha de tinta, leyendo por primera vez sus primeras palabras, que no te proporcionan nada nuevo excepto la confirmación de que el libro que te anunciaba la tapa es efectivamente el que comienzas a leer. Ojeas el índice con el ánimo de captar la esencia del libro de un vistazo, de aprender su estructura, en lo que parece ser un mirar hacia el horizonte para buscar el final de tu lectura. Saltas con más o menos detenimiento entre los nombres que aparecen en los agradecimientos de los que quizá alguno te traiga algo a la memoria, y “sin cuya inestimable ayuda este libro no hubiera sido posible”.

Aterrizas por fin en la introducción. La impaciencia hace que te tiemble la mano, así que respiras dos, tres, cuatro veces. Y empiezas a leer. Y ¡oh, dios mío! Lees esto:

2317065892_cb6ae77764 Gestionar el tiempo es fácil. Todo lo que tiene que hacer es reorganizar su manera de trabajar y utilizar el tiempo ahorrado de forma más eficaz. Eso es todo.

¿Eso es todo? ¿Eso es todo? Desde luego que eso no es todo, y desde luego, no es fácil. Ese texto de ahí arriba es hermano de toda una caterva de párrafos similares que te invitan a pensar que lo que estás a punto de leer no te costará aprenderlo, y mucho menos llevarlo a la práctica. Albergo en mí la terrible sospecha de que en su momento Albert Einstein hubiera podido leer algo parecido a esto:

Desarrollar la teoría de la relatividad es fácil. Todo lo que tiene que hacer es considerar el espacio-tiempo como una variedad tetradimensional y resolver a continuación el tensor de energía-impulso. Eso es todo.

¡Anímate! Estoy seguro de que puedes llegar a formular tus propias e increíbles invocaciones a lo sencillo, en las que pongas lo que pongas, todo será fácil. Todo lo que tienes que hacer es sustituir por lo que sea lo que he dejado sin negritas. Eso es todo. 🙂

Así es que ya desde el principio desconfío de esos libros en los que tienden un plano y liso (¿y aburrido?) camino por el que llegar a aquello que ansías conseguir. Ellos son a las bibliotecas como las sitcom son a la vida real. Por eso, al contrario de lo que me ha sucedido con este libro, leer las primeras páginas de uno de mis libros “de autoayuda” favoritos hizo que me enamorara inmediatamente de él:

coveyObviamente, [cambiar sus hábitos] no es un proceso rápido. Pero le aseguro que experimentará beneficios y obtendrá resultados inmediatos que le resultarán alentadores. Según decía Thomas Paine: “Lo que conseguimos con demasiada facilidad nunca es objeto de gran estimación. Sólo lo que nos cuesta obtener otorga valor a las cosas. El cielo sabe poner un precio adecuado a sus bienes”.

Prevenir de que el camino será arduo es para mí una buena señal de un buen libro. Y “Los 7 hábitos de la gente altamente efectiva”, de Stephen R. Covey lo es.

¿Qué opináis vosotros?

en busca de mis valores, ocio , , ,

La tarea del héroe

Viernes, 17 de Abril de 2009

2302103311_e304b1b729_o En el héroe se ejemplifica que, realmente, la virtud es fuerza y excelencia, es decir, el héroe prueba que la virtud es la acción triunfalmente más eficaz. Aceptemos para seguir jugando que virtud es un comportamiento socialmente admirable en el que los hombres reconocen su ideal activo de dignidad y gloria. A la virtud, —que etimológicamente proviene de vir, fuerza o valor— se le reconoce una eficacia excelente, pero tal reconocimiento teórico y edificante está constantemente desmentido por la acumulación de fracasos concretos de la conducta virtuosa que cualquiera puede constata en la vida cotidiana. Se fragua así una sabiduría práctica antivirtuosa, que aconseja con cínica discreción la renuncia a la virtud, aun aceptando ésta como un monumento útil de coacción y cohesión social.

La tarea del héroe
Fernando Savater.

Para decirlo con palabras menos escogidas: paradójicamente, los que tiene las de perder son aquellos que siguen las reglas. Y como decía Ortega, la civilización de un pueblo es una medida directa de la sutileza de sus normas. La conclusión, aunque triste, parece clara.

Así nos va.

Ustedes sabrán disculparme el tono pesimista y anti-heroico de este post, que no se corresponde con lo esperado para un viernes por la tarde.

La fotografía se llama Ulysses (o en griego, Ὀδυσσεὺς, Odisseus) y es de oboulko.

en busca de mis valores , , , , ,

El pequeño Kyō

Lunes, 2 de Febrero de 2009

En ocasiones me ha resultado útil, y por eso quiero compartirlo con vosotros.

Luego oyó la voz de Hahao como un susurro.

—¿Queréis que os explique cómo logré yo superar esa sensación de desamparo?

Kyō volvió a asentir.

dream_of_samurai—Se trata —empezó a explicar Hahao— de una especie de ejercicio que descubrí un buen día poco después de tener mi propio hijo. Consisten en lo siguiente. Permaneced con los ojos cerrados y recordad por un momento al pequeño Kyō de ocho años en la época en que sucedió aquel trágico episodio. Es un niño lleno de vida, pero está triste, muy triste. Y solo. Se ha quedado sin aquello que más amaba y necesitaba: el amor primordial de sus padres, especialmente de su madre. ¿Lo tenéis?

Un río de lágrimas resbalaron entonces por las mejillas de Kyō, que no dejaba de asentir.

—Ahora, sin dejar de imaginar al pequeño Kyō, pensad en el Kyō adulto, en vos, un joven fuerte y valeroso, capaz de derrotar a cualquier enemigo con vuestra inteligencia y con la fuerza de vuestra inagotable voluntad. Y también capaz, como habéis descubierto hace poco, de abrazar a un bebé y darle el calor que necesita para sentirse seguro. Dibujad en vuestra mente la imagen de este Kyō que sois hoy, un adulto responsable, compasivo y generoso. ¿Ya está?

Más lágrimas y más asentimientos, y un fuerte estremecimiento y un calor indescriptible en la palma de la mano en contacto con la de Hahao.

—Ya estamos llegando, aguantad. Y preparaos para un momento muy emocionante, para una sensación de paz infinita. Imaginad ahora que el Kyō adulto que sois hoy abraza fuerte y consuela al Kyō pequeño que seguís siendo. Y que le susurra palabras suaves al oído y le acaricia el pelo y le dice que ya nunca, jamás de los jamases, estará solo en el mundo.

Entonces, como si soñara con la idea misma del consuelo, Kyō sonrió confiado y noto una confortable sensación de seguridad.

Y acudió a su mente la idea de que nada ni nadie podría romper en el futuro aquel lazo de confianza que acababa de establecer con su niño interior.

Y pensó también que protegería la vida del pequeño Kyō con todas sus fuerzas y con todo el arrojo que, en el pasado, había empleado para evitar su recuerdo.

El valor del samurai
Josep López Romero

en busca de mis valores, filosofía, mens sana , , ,

The Sky in Motion

Miércoles, 21 de Enero de 2009

El principal argumento que la Iglesia del siglo XVII esgrimía contra las ideas de Galileo era que se contradecían con lo revelado por la Biblia. En concreto, el texto sobre el que se apoyaban era el capítulo 10 del libro de Josué:

[12] Aquella vez, cuando el Señor puso a los amorreos en manos de los israelitas, Josué se dirigió al Señor y exclamó, en presencia de Israel: "Detente, sol, en Gabaón, y tú, luna, en el valle de Aialón". [13] Y el sol se detuvo, y la luna permaneció inmóvil, hasta que el pueblo se vengó de sus enemigos. ¿No está eso escrito en el libro del Justo? El sol se mantuvo inmóvil en medio del cielo y dejó de correr hacia el poniente casi un día entero.

No les recrimino su cortedad de miras. A la luz del siguiente vídeo (para el que os recomiendo reservar unos nueves minutos, el doble de lo que dura), es muy fácil pensar que somos nosotros los que estamos quietos y que todo lo demás se mueve. Os dejo con el vídeo y luego os planteo una cosita…


túrána hott kurdís by hasta la otra méxico! from Till Credner on Vimeo.

The Sky in Motion

Alucinante, ¿verdad? Ahora, si todavía tenéis tiempo y algo de paciencia, probad a verlo de nuevo, pero haciendo el esfuerzo de pensar que es el cielo el que está quieto, y que lo que se mueve es la tierra (y por tanto, nosotros). Notaréis que es más fácil en las secuencias en las que aparecen estrellas.

Y ahora me pregunto yo… ¿Cuántas veces nos pasa que tenemos una opinión construida sobre soles móviles que se paran en medio del cielo, y descartamos hacer el esfuerzo de ver que los soles están parados y somos nosotros los que nos movemos? El esfuerzo es considerable. Ya lo habéis comprobado…

Vía Astronomy Picture of the Day

ciencia, en busca de mis valores, filosofía , , , ,