Archivo

Entradas Etiquetadas ‘alegría’

Momento para reflexionar

miércoles, 21 de julio de 2010
Comentarios desactivados en Momento para reflexionar

Lo que son las cosas. Parece que fue ayer cuando un 19 de febrero empezaba el MBA. Con todo ese tiempo, el saco donde llevaba las expectativas se ha ido vaciando de ellas, y se ha ido llenando con apuntes y nuevas experiencias. Este sábado pasado tuvimos la última clase antes del verano, la de Marketing Estratégico, en la que presentamos nuestra solución al caso de negocio que más nos ha enganchado de todas las asignaturas que llevamos, y del que me gustaría escribir aquí (y es que ¡estamos muy orgullosos del trabajo que realizamos!).

Los últimos días de algo siempre despiertan la necesidad de sopesar lo ocurrido, y reflexionar sobre ello con el nuevo elemento de la perspectiva adquirida. Volcaré aquí cuál ha sido la mía. No entraré en los detalles sobre las cosas buenas y malas que he encontrado, porque en cualquier experiencia, sea la que sea, nos encontraremos una cantidad variable de cada variante, aunque sí diré que el saldo es positivo.

reflexionandoY de ese primera expresión económica “saldo positivo” surge la primera de las reflexiones. Me está cambiando la manera de hablar, o al menos soy más consciente de todas esas expresiones que tienen que ver más con el tema empresarial. Aunque quizá lo más relevante sea que ese cambio tiene que ver con un cambio mental. Y ese sí que es un buen indicador. Empiezo a considerar mi situación laboral a la luz del análisis sectorial de Porter, soy capaz de analizar con más rigor mi situación económica y financiera, consigo razonar mejor sobre ciertas declaraciones políticas y económicas, y, por fin, consigo entender en condiciones el Expansión 🙂

La segunda reflexión tiene que ver con la gente que he conocido. Somos mezcla de distintas disciplinas profesionales, desde ingenieros agrónomos hasta licenciados en administración y dirección de empresas o enfermeros. Distintos perfiles laborales, desde jefes de productos a comerciales, desde directores generales hasta religiosos responsables de toda una red educativa. Todos aportamos nuestras experiencias, nuestra visión particular de las cosas, y de esos distintos modelos surgen nuevas ideas, nuevas perspectivas (Hegel tenía razón, amigos). Es ciertamente enriquecedor.

La tercera reflexión ha ido elaborándose desde aquel post en el que detallaba como quería que fuera mi semana, dado que el máster es un ávido consumidor de tiempo. Y es que he empezado a apreciar con más profundidad lo valioso que es el tiempo que vivimos. No descubro nada nuevo, lo sé, quien más quien menos conoce el tempus fugit, el carpe diem, el tratado sobre la brevedad de la vida de Séneca y tantas otras cosas. Pero como decían en aquel cuento, “una cosa es saber que vamos a morir y otra cosa es sentirlo”. Se puede calcular una segunda derivada. La del valor y generosidad de quien decide pasar una hora contigo, cuando podría estar haciendo un millón de otras cosas. Sabéis quiénes sois. Gracias.

mens sana, what is the matrix , , , , , , , , ,

Fin de semana

viernes, 19 de febrero de 2010
Comentarios desactivados en Fin de semana

Este pasado fin de semana, el último que he tenido enteramente para mí, ha sido de lo más movido. He parado en boxes lo justo para el cambio de vestimenta, picar algo y pensar poco. Pero ha merecido la pena. Comí con mi madre y, como es costumbre, arreglé alguna cosilla aquí y allá. Como premio, me subió en la máquina del tiempo y retrocedí veinticuatro años para verme de nuevo en súper-8. Me di cuenta de todo lo que ha sucedido desde entonces, todo el camino recorrido desde aquellos momentos hasta ahora, y todos los otros caminos que dejé sin recorrer. No tenía razón el que dijo que cada persona debería tener dos vidas. Debería tener muchas más que dos.

La tarde vino de la mano de mi hermana y mi cuñado, que me invitaron a su casa para merendar. De la mano también venía una sorpresa: resulta que Koby se había pasado por allí. Entre charla, fotos, café lisboeta y jamón del rico se pasó, hasta que desembarcamos en la noche, y aprovechamos para hacerle una visita a Juan Luis Fnac y tapear un poco por allá. Unos más que otros, todos estábamos más bien cansados.

Además, era necesario dormirse pronto, porque tenía apalabrado un desayuno a las 9:30 del domingo, y hubiera sido una falta de educación haber llegado tarde a la casa de Miriam y Arol. Aquí, también, los tres tomamos la máquina del tiempo, pero en dirección al futuro, porque estuvimos desayunando, exactamente, ¡cuatro horas! y se nos pasó en nada. Como suele ocurrir, arreglamos el mundo y de paso, que eso de desfacer los entuertos mundanos es asaz cansado, tomé un riquísimo té y un croissant mixto que estaba tremendo. Pero lo que sí me dejó noqueado durante unos momentos fue un regalo. Y un regalo muy especial. Sabedores de mi gusto por la gastronomía, de mi afición a la fotografía y de mi pasado viaje, me regalaron un libro con muchos significados. Este:

lacocinadelarcoiris

Está lleno de buenas fotos y mejores recetas, y lo mejor de todo es que muchas de ellas tienen ingredientes bien fáciles de encontrar. Eso sí: pasar sus páginas es recorrer de nuevo la camino de la memoria, volver por un momento a pisar esa peculiar tierra roja, a profundizar en esa conexión africana que va madurando. Desde aquí, de nuevo muchas gracias.

Fue una pena que ese fin de semana terminara, pero no lo pudo hacer con mejor broche que quedar con Alfonso y Cristina, y los dos peques, para ponernos al día y encontrar la tranquilidad en la risa de un niño (y no en el sitio en el que estábamos, a tope de otros pequeños individuos gritones y cascabeleros). Quizá no exista mejor manera de conectar de nuevo con nuestro pequeño yo que mirando el inocente jugueteo de los niños.

Me encantan los fines de semana sociales 1.0 🙂

familia, un amigo es un tesoro , , , , , , , ,

Magical Kenya 2009

lunes, 21 de diciembre de 2009

Que ando liado con muchas (¿demasiadas?) cosas no es secreto para los que tienen que aguantar mis salidas de tono. Intento mantener la calma, pero a veces, estallo. Necesito tiempo para mí, y estas próximas vacaciones de Navidad me van a venir genial. Que me falta ese tiempo también se trasluce en una inmensa lista de tareas/cosas que quiero hacer, y que van saliendo muy poco a poco.

Hoy me he decidido a cerrar una de esas tareas.

A mediados de octubre, Jorge Blass, a quién conoceréis por los programas Nada X Aquí y Magiatrix, e incluso en algún que otro anuncio de Telefónica), de la mano de Amigos de Nyumbani, la Fundación Abradacabra y Groupama Seguros, viajó a Kenia para ofrecer su magia a muchos niños en hospitales y otros centros, haciendo patente que la magia y la ilusión también son buenas medicinas. Ver el vídeo me ha traído muchos y muy buenos recuerdos (¡sale el abuelo simpático del Village en el segundo 57!), y me ha hecho volver a vivir durante unos instantes lo sentido allí.

En el blog de Jorge podéis seguir sus andanzas durante esos días, aunque yo os adelanto por aquí dos vídeos que encontraréis en esas entradas. El primero es uno cortito que transmite perfectamente bien el ambiente que se respiraba allí:

En este otro vídeo encontraréis un resumen de sus andanzas.

:_)

nyumbani , , , , ,

Beryll

jueves, 27 de agosto de 2009

Sé que es un tópico, pero por ello no deja de ser verdad, es una verdad que está ahí delante para el que quiera verla. La diferencia entre vivir y morir se halla, entre otras cosas, en disponer de alimentos. Sé que suena a perogrullada, sé que todo el mundo pensará que no descubro nada nuevo, que todo el mundo lo sabe. Y es cierto, todo el mundo lo sabe pero pocos lo sentimos. No pretendo convertir este blog es un reality show 2.0. Con lo que voy a contar no quiero levantar pena o compasión, simplemente recalcar un aspecto importantísimo que solemos dar por hecho: si no comemos, morimos.

Berryll, una semana después de llegar al orfanato: ya se encontraba mejor.Beryll llegó al orfanato hace unos 20 días, con evidentes síntomas de malnutrición. Desesperada, su madre pidió por favor que la atendieran aquí ya que a ella le resultaba imposible hacerlo. Los recursos del  orfanato son limitados, por lo que las condiciones que debe cumplir un niño para ser admitido deben ser estrictas: sólo niños huérfanos, o con familia que no puede hacerse cargo de ellos, y que han dado positivo en el test de VIH. De hecho, a los niños se les realiza un segundo test un año después, y sin dan negativo se les busca casas de acogida, que fue lo que le ocurrió hace muy poco a Unice, una niña regordeta y hermosa que era la delicia de todo el mundo. Sin embargo, si las circunstancias lo permiten o la situación es muy grave, el orfanato acoge niños que no cumplen con esas condiciones. Beryll es uno de esos casos.

Aunque Beryll tenía dos años cuando llegó aquí, no podía andar de lo débil que se encontraba. No hablaba, no interactuaba con los demás, y lo que más preocupaba a Mum Christine: no reía. Tan sólo miraba fijamente lo que se encontraba frente a ella. Tras los primeros análisis médicos, se comprobó que tenía algún tipo de sordera crónica en el oído derecho y que necesitaba una dieta adecuada (sólo pillé que le daban complejos multi-vitamínicos). Eso fue hace 20 días.

Berryll, tras su segundo nacimiento.Durante esos veinte días, Beryll ha ido mejorando lentamente, muy poco a poco. Pero en los últimos días, y sobre todo después de que volviéramos de viaje el domingo pasado hemos asistido felices al nacimiento de una nueva Beryll, dos años después de su primer nacimiento.

No olvidaré nunca la niña que vi en el cumpleaños de Rose Mary, hace ahora cinco días, y la alegría que sentí cuando la vi sentada con Rachel, otra de las niñas que viven en su cottage. Se movía, quería empezar a andar (aunque todavía tiene unas piernecillas demasiado débiles para ello), hacía por balbucear y comunicarse, intentaba con cierta habilidad abrir ella sola los caramelos del cumpleaños, hacía caso de la gente, y pedía que la cogieras en brazos. Pero lo mejor de todo es que había empezado a reír.

nyumbani , , , , , , , , ,

Otro de esos días caleidoscópicos

martes, 25 de agosto de 2009

Me encantan los días caleidoscópicos. Son esos días en los que parece que todo encaja a la perfección, son días completos en forma y contenido.

Entrada al Museo Nacional de Nairobi

Aunque hoy era fiesta nacional porque la gente del censo se dedicaba a contar habitantes y hacerles interesantes preguntas sobre si tenían o no televisión, nos hemos levantado temprano porque queríamos bajar a Nairobi a visitar algunos sitios. El primero era el Museo Nacional de Nairobi. El plan continuaba con una comida en un restaurante indio que nos habían recomendado, y terminaba con una visita a una tiendacalle comercial en la que, según otra recomendación, encontraríamos buenos precios. No todo ha salido como esperábamos, pero bueno, pole pole 🙂

Aquí, mi primo...La opción del Museo sí que cuajó. Como abren desde las 9:30 y a pesar de que cierran a las 18:00, llegamos temprano por la mañana para entrar los primeros y no encontrar demasiada gente. Cómo no, la entrada tenía precio mzwngu, es decir 800 chelines o unos 8 euros, ocho veces el precio que paga un residente. El precio no incluye la visita al Snake Park, que cuesta lo mismo que el museo, pero tuvimos la oportunidad de sacarle fotos a tres cocodrilos a los que se llega a través del Jardín Botánico.

El museo no es muy grande pero tiene piezas muy interesantes relacionadas con la prehistoria de Kenia, su cultura, su riqueza natural o sus pueblos. Es un museo antropológico, etnológico, de historial natural y artístico al mismo tiempo. Al final no hubo tanta gente a pesar de la fiesta, lo que hizo el recorrido bastante cómodo, pero tuvimos la mala suerte de contratar un guía con prisa, y nos llevó a matacaballo. Pero la visita mereció la pena.

Había oído que el museo albergaba ciertas piezas paleontológicas de gran valor, pero no imaginé que eran de un valor tan grande. Amigos, he visto con estos mis ojos que se ha de comer la tierra al Niño de Turkana. Soy feliz.

Turkana Boy, o el Niño de Turkana

Como era fiesta, al final se nos chafaron los planes de comer en el restaurante indio y visitar la calle comercial. Todo estaba cerrado, excepto un “restaurante” que Jorge e Idoia conocían de otro día. Hay varios parecidos, pero este estaba relativamente vacío y sabíamos que era barato. Comí medio pollo, patatas fritas, y un Sprite por 300 shillings, o sea 3 euros. Genial 🙂

Visto que no había manera de hacer nada más en Nairobi, decidimos coger un Citi Hoppa para acercarnos al Dormans (una especie de pequeño Starbucks) cerca del Nakumatt de Karen (lo que viene a ser un Alcampo) y tomarnos allí un café que al final resultó ser un batido de chocolate. Aunque estaba muy bueno, el batido fue lo de menos realmente, y lo de más fue la charla que tuvimos acerca de la amistad. Buena gente esta con la que estoy…

En fin, que Jorge e Idoia se iban para su casa, y Belén y yo nos volvimos a Nyumbani a punto para cenar… ugali y sukuma wiki, pero de nuevo fue lo menos importante. En la cena nos acompañó Nicholas, el coordinador del Nyumbani Village, y más tarde se unió Sister July. Entre Letty, Belén, Nicholas y Sister July arreglamos el mundo hablando de “agroforest”, de Obama, de Paulo Coelho, del uso ético de la tecnologías de la información, de ética, de familia, de inmigración y de un millón de cosas más…

Y de postre, un post.

nyumbani , , , ,

El bosque musical

miércoles, 27 de mayo de 2009

Para perjuicio mío y de mis semejantes, nunca he tenido la habilidad de transformar ideas y sentimientos en palabras por medio de una sabía elección de éstas. Ignoro cuál es el motivo, pero el caso es ese, y es lo que hay. Sé lo que quiero decir, pero me falta tender el camino de adoquines del discurso: un adoquín, una palabra. Más que camino, acabo ofreciendo un terreno confuso parecido a una selva, y sin apenas otorgar un machete mellado… O como mucho, una ruidosa travesía con el tran tran de fondo con el que aturde sin quererlo un asfalto mal dispuesto.

DSC_0101 Digo todo esto porque he perdido la cuenta de los días que llevo intentando encontrar esas palabras que expliquen lo que la música de Abe Rábade y su trío (que esta vez era septeto) me hizo sentir este pasado 20 de mayo, hace justo una semana. Eso sí, empezaré antes con una pequeña observación. No tengo nada en contra de los saxofones, ni de las trompetas, ni de los trombones de vara. Pero Abe y su trío me han acostumbrado a lo íntimo e intenso de un piano, un bajo y una percusión bien equilibrados, y la inclusión de cuatro metales (y de ahí el septeto) no me acabó de convencer.

Lo que no significa que no disfrutara de la música. Al contrario, fue agradable perderse de nuevo entre el bosque de notas que crean. Pero hacen más que eso: consiguen que esas notas te invadan y te rodeen, y caigas en la ilusión de que el bosque eres tú mismo. Salir de un concierto de Abe Rábade es salir siendo música, caminando por el pentagrama de las calles con la levedad de un sonido…

DSC_0096Esta ha sido la segunda vez que han acudido al Centro Cultural Nicolás Salmerón de la mano de la gente del Bogui Jazz. Sin embargo esta vez, al contrario de lo que ocurrió el pasado noviembre, se llenaron todas las butacas. Reconozco que la vez anterior fue más cercano, porque fueron menos personas, pero me alegro de que por fin el Trío tuviera el público que le corresponde 🙂 Además, esta vez no fui solo, y en la butaca de al lado me acompañaba Ernesto Sierra, otro amante del jazz. Por cierto, que al presentar Dick Angstadt el concierto, se contuvo de anunciar nada, pero dijo con la boca pequeña que al parecer llegan buenas noticias para el Bogui. ¡Esperemos que así sea!

ocio , , , , , ,

Mensaje desde la luna

miércoles, 1 de abril de 2009

El sábado pasado, cuando ya habíamos terminado la mudanza y antes de salir de casa, saqué mi llavero y elegí una de las pequeñas de entre las muchas que últimamente lo pueblan. La introduje en la cerradura y abrí el buzón.

El folleto de publicidad me iba a venir muy bien porque nunca está de más tener en la lista de teléfonos de emergencia el del restaurante chino de la zona. Es que me gusta la comida china, y en general la asiática, qué le vamos a hacer.

Para inaugurar en condiciones una nueva casa, no hay nada como una factura que diga que estás viviendo allí. En este caso era la de la electricidad, para recordarme que en las islas desiertas, en el Cielo de nubes blancas y en las batcuevas el sol no es gratis y también hay que pagar la luz.

Y también encontré una postal, que además era regalo de cumpleaños. La primera postal que recibo en la nueva batcueva.

DSC_0434

¡Muchas gracias, Lusika!

en la batcueva, un amigo es un tesoro , , ,

Vaya día

sábado, 28 de marzo de 2009

Mercedes-Sprinter-seite_high Vaya día hoy. Empezó a las siete de la mañana, preparando las cosas para recoger a las ocho una furgoneta en Atocha.

Conducir un trasto de esos ha sido toda una experiencia. Al principio se hace un poco difícil, sobre todo al intentar aparcarla por el tamaño que tiene y que podéis ver en la foto, pero luego uno se va haciendo a manejarla. Por si las moscas, como conductor adicional puse a Juan Carlos, que tiene experiencia en mudanzas y ha conducido prácticamente de todo, desde un triciclo a uno de esos camiones tremendos con esas ruedas que son de altas como la furgoneta que llevaba. De verdad que sí. También me acompañó Isabel, su novia para ayudarnos en la labor del día. ¿La labor del día?

Hoy tocaba hacer mudanza. El tema se ha retrasado por unos temas o por otros, pero al final están mis cosillas en el piso, que es lo importante. La verdad es que todo ha ido más rápido de lo que había pensado, y había pensado en un día entero y dos viajes. Por fortuna, en un viaje y en poco más de cuatro horas estaba todo completado, porque también la furgoneta era más grande de lo que esperaba. En fin, que hemos pasado un buen rato, he aprendido a conducir un furgoneto, y hemos hecho avanzar un paso más el proyecto Kobe. Por cierto, de nuevo, gracias a los que vinieron y a los que no pudieron venir, porque también estuvieron ahí.

Luego pasé a devolver la furgo. Me lo pusieron difícil, porque la plaza de aparcamiento se encontraba entre otras dos ocupadas por un coche mal aparcado y una furgoneta más grande aún que la mía, lo que ha dificultado un poco las maniobras, pero al final la entregué sin rasguños. Allí ya me estaban esperando Ernesto y Alma con Bitxote, que amablemente me recogieron con su coche y me acercaron a casa. Así de paso tuvieron la oportunidad de verla, hecha una leonera pero todavía con todo su encanto 🙂 . Y bueno, ya que estábamos y se daban las condiciones apropiadas, Ernesto me entregó lo que había comprado en mi nombre, y que de nuevo le agradezco desde aquí: mi nueva bolsa para la cámara, una Crumpler Pretty Boy 7500.

pretty_boy_7500

¿Y a que no sabéis qué voy a hacer ahora? Prepararla para el photowalk que mañana el mismo Ernesto, Jorge, César y otros amigos haremos por Madrid. A las 11:00 en la estatua de Felipe III, en la plaza Mayor, y que nos llevará probablemente por Opera, Palacio Real, templo de Debod… ¿Alguien se anima? Confirmad por teléfono y os diremos por dónde vamos 🙂

en la batcueva, un amigo es un tesoro , , ,

Amigos

domingo, 22 de marzo de 2009

No necesito amigos que cambien cuando yo cambio, y asienten cuando yo asiento. Mi sombra lo hace mucho mejor.

Plutarco
Vía
…y todo lo demás.

Ignoro el motivo, que debe ser suyo y no mío (o al menos no soy capaz de ver mi parte en todo ello), pero tengo la suerte de tener amigos que no son sombras. Desde aquí, y desde lo más profundo, gracias.

Sólo espero que yo tampoco sea una sombra.

un amigo es un tesoro , ,

La mudanza

viernes, 6 de marzo de 2009

Hemos reunido nuestros bártulos, Troylo, y nos hemos ido con la música a otra parte. Se detuvo a la puerta el camión de mudanzas. Por grande que fuese, quién iba a imaginar que en él cabría la inmensidad de los recuerdos. El tiempo va dejando las huellas de su paso en los cajones. Cuántos libros leídos y aprendidos frente a cuántas ventanas: ocuparán un sitio, frío aún, en diferentes estanterías. Cuántas pinturas que alegraron los ojos a una determinada luz, que ahora será distinta. Cuántos objetos significativos, que el corazón hoy recupera antes de que mañana vuelvan a ser recónditos. Es como una almoneda; es como un confuso baratillo en que anda en juego la memoria. Han embalado nuestra vida, Troylo. Han recogido tus correas y las mías, que cambiarán de sitio, pero no de propósito. Han empaquetado las ilusiones desvanecidas junto a las que, hasta ayer, nos llenaron de flores…

La mudanza (en Charlas con Troylo)
Antonio Gala

Introspectre cambia de batcueva, amig@s. Después de algunos meses buscando con mayor o menor intensidad y con mejor o peor fortuna, por fin encontré otra batcueva en la que aparcar el batmobile, y todos los demás archiperres de caballero oscuro…

2460905893_0c3fc213c5 El texto que acompaña, de mi admirado Gala, me pareció en su momento una hermosa forma de describir la mezcla de sentimiento que se arremolinan ahora en mí. El tono general del texto se desliza hacia la nostalgia y cierta tristeza, y aunque son sentimientos presentes, también abrigo otros igual de positivos: la ilusión de empezar otro nuevo camino, de tomar las riendas, sentir de nuevo la importancia trascendente que se oculta bajo el pequeño del gesto de girar la llave en una puerta…

Con esto finaliza, o más bien se aparca, el proyecto Kobe. Desde aquí, gracias a todos los que me habéis ayudado de una forma u otra.

 

La foto se llama Login, y el maestro es Mirko Makari.

en la batcueva , ,