Archivo

Archivo para la categoría ‘Uncategorized’

Ripple effect

Jueves, 22 de Marzo de 2012

the-ripple-effect A veces me sorprende el efecto explosivo que en tu vida puede tener un sí o un no. En este caso, el efecto explosivo ha sido provocado por el sí al proyecto Ayacucho. Como acerca una llama, una chispa, a una mecha imaginaria, o como empujar la primera ficha de dominó puesta en pie, todo avanza, una pieza empujando a la siguiente, y un estallido siguiendo a otro.

He podido comprobarlo también en los demás. Desde que lo anuncié aquí y allá, todo han sido afectuosas muestras de ayuda: mi jefe accedió amablemente a que adelantara mi salida y retrasara mi llegada, un amigo se ofreció a quemar un CD con software específico para el proyecto que vayamos a acometer (que por cierto, todavía hay que concretar), ¡incluso tengo una oferta para ampliarme gratuitamente la memoria del portátil! Y son sólo unas pocas muestras. Otros muchos, no importa de qué forma lo han hecho, han ayudado. Desde aquí, y a todos, gracias.

Y bueno, [ante]ayer cayó otra ficha del dominó. ¡Por fin tenemos vuelo! Estoy seguro de que haberlo encontrado sin escalas, y a un precio razonable, aparte de lo fundamental que ha sido el cambiar las fechas del viaje, no ha sido cuestión de suerte sino de la habilidad de mis compis Clara y Nacho a la hora de buscar vuelos. Si Láquesis no decide cambiar de idea, saldremos de Madrid el 12 de julio, a las 23:55 y llegaremos a Lima a las 5:00 del día 13, tras doce horas y media de vuelo. Ya estamos algo más cerca.

perú, Uncategorized ,

Mutual

Jueves, 11 de Noviembre de 2010
Comentarios desactivados en Mutual

xkcd, que es una máquina…

Uncategorized

Resumiendo

Domingo, 26 de Septiembre de 2010

La vida de un superhéroe de todo a 100 no es fácil, amigos míos. No os voy a decir que es así siempre, por supuesto que no. Hay semanas en las que todo parece más relajado, y otras en las que los archienemigos deciden hacer horas extras. Nos pasa a todos. A todos los superhéroes, digo. Al fin y al cabo, somos humanos.

Bueno, Superman no.

El caso es que esta semana ha sido una de esas que empiezan como todas, pero a medida que avanzan toman ese color parduzco tan característico de… ey, espera, eso es sinestesia. En realidad lo que pasa es que se te acumulan un montón de tareas, de todo tipo, y empiezas a agobiarte. Luego vienen las circunstancias de una u otra especie, que colaboran, y finalmente, la semana se ríe de ti. Más sobre eso después.

El lunes estuve en el fisioterapeuta, porque me había salido un bulto en la espalda y quería ver qué era. Las contracturas son muy amigas mías, sobre todo en la sección lumbar, lugar donde se ubicaba la duda, pero esta tenía otra pinta. Me tuve que quitar todo el traje (“si no te importa”), guantes, botas, el cinturón… todo, aunque me dejé la máscara. No es plan de ir compartiendo con cualquiera mi verdadera identidad. Tras un análisis táctil (palpación se dice) confirmó que era o bien un lipoma o bien una cápsula de líquido sinovial. Para relajar la zona me puso en posturas que no pensé que se pudieran hacer con el cuerpo, y me rotó vértebras, me hizo clic en varios huesos, me retorció pies y descubrí “disparadores del dolor”. Una información utilísima para la próxima vez que me enfrente al Dr. Octopus. Eso sí, al fisio lo que es del fisio: gracias a ella ahora duermo mucho mejor. Postdata: todavía tengo que hacerme una ecografía para confirmar cuál de las dos posibilidades es.

De lunes a jueves estuve preparando dos trabajos, los dos para entregar antes de la clase del viernes por la tarde. Nuestro profesor de Dirección Financiera nos pidió, por un lado, que analizáramos tres planes estratégicos y que los comparáramos con otros tres que habíamos visto en clase, de empresas del sector energético, y que dedujéramos por qué mostraban (o no) los datos que mostraban. Además, había que realizar un análisis de un caso actual, relacionado con operaciones financieras. En mi caso, me decidí por las relacionadas con el descubrimiento hace dos años de nuevos yacimientos en aguas profundas de Brasil. Este trabajo ha sido más complicado de lo que parece. Encontrar información relevante sobre British Gas, por ejemplo, ha sido labor imposible. No tenía tiempo para analizar demasiado las cuentas de cada empresa, o la participación accionarial en cada una de ellas, o el interés de los chinos en los recursos de Repsol ahora que Brasil ha modificado su legislación sobre la propiedad de activos en el país, o la comparabilidad de los benditos PERs, yields, o el EPS de Petrobras. También y además, como todas las semanas, había que seleccionar de la prensa dos noticias relevantes para la asignatura.

Por si no fuera suficiente, la semana laboral en el curro que tengo como tapadera para mis actividades de superhéroe (ya sabéis, salir por la noche, estar rodeado de gente mala, trepar edificios altos para ver la ciudad desde arriba con cierta sensación paternalista… ya sabéis), justo en ese curro las cosas se complicaron. No era tanto que la paz del mundo dependiera de un deployment particular de la última herramienta informática de gestión (para eso hacen falta otro tipo de herramientas), pero el ritmo se mantuvo al 100% (nota para motivadores: nadie puede currar más allá del 100%, cambiad el discurso y hablad de productividad, que mola más), con overflow de tareasparayá. En esa tortilla faltaba todavía la sal de las interrupciones, los cambios de prioridad y otras cosas divertidas. Pero no pasa nada, que somos ágiles. Embrace change.

Y para colmo, ya el jueves noté que había algo más que no funcionaba bien. Sudores, debilidad muscular (no, no, nada que ver con Vicky Vale), dolor de cabeza, congestión nasal… Sí, así es, lo habéis adivinado: un supervirus. “¡No, ahora no!” me dije, pero de todos es sabido que ni los virus ni las bacterias tienen orejas, oídos, cerebros y mucho menos entendederas, así que ignorándome se apropió de mis órganos, tomó control casi absoluto de mi cuerpo, y hasta hoy. Como los argumentos de la razón no le sirvieron, le he enviado unos mensajes empastillados, a ver si les hacen gracia. Y a la espera estamos. Lo malo es que hoy había quedado con otro superhero y al final no ha sido posible.

¿Y dónde queda la parte irónica de la semana? ¿Cómo hizo el Gran Demiurgo para sonreirse a mi costa, para mover los hilos que me condujeron a ser su bufón? Pues en que el trabajo ohdioshnomevaadartiempo sobre el yacimiento no había que entregarlo este viernes, sino el viernes de dentro de… dos semanas. Al menos así, sí que podré estudiar sus estados financieros.

Ahora si me permitís, continúo con mi vaso de leche con miel y otra ración de mensajes antivirus, mientras termino de limpiar el traje.

Abrigaos.

Uncategorized, what is the matrix

Envidia, y no sana

Sábado, 10 de Abril de 2010

Envidio a los músicos capaces de crear música en su imaginación, envidio a los pintores y su deshacerse en un cuadro, a los escultores, los que encuentran obras de arte en bloques de mármol o escondidas en láminas de cobre y hormigón. Envidio a los ingenieros aeronáuticos que trabajan en astronáutica, capaces de llevarnos al infinito un paso cada vez. Envidio a los matemáticos y sus modelos de evolución bursatil (ni buenos ni malos, pero si útiles o inútiles). Envidio al fotógrafo del National Geographic por muchos motivos. Envidio al diseñador, y al decorador. Al jardinero. Al director de cine, al actor. A Fernando Savater, a Ortega y Gasset, a Feynman, a Einstein, a Brahe, a Newton, a Gauss y Euler, a Leibnitz.

¿Dije envidia? Quería decir admiración. De la sana. La que me producen trabajos como este:

Uncategorized

Los dos relojeros

Martes, 29 de Diciembre de 2009

Buscando información sobre sistemas semidescomponibles, acabé de bruces con una parábola que me ha hecho pensar:

Hora, en su taller

Hora, en su taller

Hubo una vez, no hace muchos años, dos relojeros, que se llamaban Hora y Tempus, que construían relojes muy precisos. Los dos estaban muy reconocidos en su ciudad, así que los teléfonos de sus talleres siempre estaban sonando -nuevos clientes les llamaban constantemente, tal era la fama de su trabajo. Sin embargo, Hora prosperó, mientras que Tempus acabó siendo más pobre cada vez, y finalmente perdió su tienda. ¿Cuál era la razón?

Los relojes que nuestros amigos construían estaban compuestos por mil piezas cada uno. Tempus había construído sus relojes de tal manera que se si tuviera un reloj a medio hacer entre manos y tuviera que dejarlo -por ejemplo, para contestar al teléfono- inmediatamente se deshacía de nuevo en su piezas y tenía que reconstruirlo desde el principio. Cuánto más les gustaba a sus clientes sus relojes, más le llamaban, y más difícil se le hacía a Tempus encontrar tiempo suficiente y sin interrupciones para terminar un reloj.

Los relojes que Hora hacía no eran menos complicados que los de Tempus. Pero he los había diseñado de forma que podía construir grupos de unas de diez piezas, y estos en grupos de diez. Diez de estos grupos daban un magnífico reloj. Por eso, cuando Hora tenía que dejar un trabajo a medio hacer para poder contestar al teléfono, sólo perdía una pequeña parte de su trabajo, la del grupo de piezas que estaba fabricando, y fabricaba sus relojes en menos tiempo que Tempus.

A mi se me han venido a la cabeza reflexiones sobre la manera en la que acometo las modificaciones de nuestros sistemas en el trabajo, sobre la forma en la que organizo mi tiempo, y de cómo me desenvuelvo en general en el día a día. ¿Qué reflexiones os inspira este relato? ¿Construís vuestro día a día como Hora o como Tempus?

Uncategorized

Matriz Rediseñada

Lunes, 28 de Diciembre de 2009

¡No me lo puedo creer! Acabo de ver el correo y todavía estoy alucinando. Por lo visto, el nombre actual de mi blog viola alguna de las leyes estadounidenses sobre propiedad intelectual.

This letter is for making you know that you are subject of a lawsuit against your person. The reason for such an action relies in the fact that the name of your blog breaks the Intelectual Property Act (which you may better know by the name of Bayh-Dole Act). Hence, you are requested to change the name of your blog to any legal compliant name, in a period not longer than seven labor days. Shouldn’t you commit the requested action, we will proceed to act concordantly.

Yours sincerely.
Richland-Kennewick-Pasco, Lawyers.

Imagino que tendrá que ver con algo de la película, pero no sé me ocurre que la palabra matrix esté patentada, registrada o lo que sea. ¡Y desde luego designed, ni de coña! Intentaré ponerme en contacto con ellos para que me digan qué es exactamente lo que estoy “breaking”… Ya os contaré 🙁

Uncategorized, what is the matrix , , , ,

Never an easy way

Martes, 1 de Septiembre de 2009
Comentarios desactivados en Never an easy way

Desconfía del que te diga que algo es fácil…

I think I slip the net,
But I cut myself free,
I’m not losing yet,
So don’t forget me.

I’ll say it, replay it, and try tomorrow
I’ll say it, replay it, and live with sorrow.

You’d think I learn by now,
There’s never an easy way,
I get through somehow,
I’m on my knees to pray,

You’d think I learn by now,
There’s never an easy way,
I get through somehow,
I’m on my knees.

I’ll admit I’m wrong,
But I’m getting on track,
I’ve been here too long,
I’m under attack.

I place it, replace it, and try to change,
I place it, replace it, and rearrange.

You’d think I learn by now,
There’s never an easy way,
I get through somehow,
I’m on my knees to pray,

You’d think I learn by now,
There’s never an easy way,
I get through somehow,
I’m on my knees to pray.
On my knees to pray.

I think I slip the net,
But I cut myself free,
I’m not losing yet,
So don’t forget me.

I’ll say it, replay it, and try tomorrow
I’ll say it, replay it, and live with sorrow.

You’d think I learn by now,
There’s never an easy way,
I get through somehow,
I’m on my knees to pray,

You’d think I learn by now,
There’s never an easy way,
I get through somehow,

I’m on my knees to pray,
I’m on my knees to pray,

On my knees to pray,
On my knees to pray.

Never an easy way (Who can you trust, 1996)
Morcheeba

Qué clase tiene esta gente…

Uncategorized

Norton Ghost

Jueves, 3 de Julio de 2008
Comentarios desactivados en Norton Ghost

Norton Ghost, originalmente cargada por Marianitu.

En palabras de Marianitu: “He visto muchas cosas en las pantallas de información, pantallazos azules, máquinas colgadas a medio arrancar, pero nunca pantallazos de Norton Ghost.”.

Uncategorized

Solitude

Viernes, 27 de Junio de 2008
Comentarios desactivados en Solitude

Solitude, originalmente cargada por kainet.

Uncategorized

Si los peatones fueran conductores…

Viernes, 23 de Mayo de 2008
Comentarios desactivados en Si los peatones fueran conductores…

…mirarían hacia atrás cuando fueran a cruzarse de un lado a otro de la acera.

…indicarían de alguna forma que van a cruzar de un lado a otro de la acera.

…no pensarían que son lo únicos en ir por la acera.

…no se detendrían de repente porque han visto un móvil que les gusta en un escaparate.

…mirarían a un lado y a otro antes de incorporarse a la acera, saliendo de un portal o de una tienda de ropa.

…nunca avanzarían mientras miran hacia atrás.

…se pararían en un sitio adecuado, sin entorpecer el paso a otros peatones. Sitios adecuados no son en medio de la acera, en la salida del metro, en la salida de una tienda…

…tendrían en cuenta el ancho de la calle para decidir cuántos van hombro con hombro.

…intentarían en lo posible facilitar el paso del otro si ven que los dos se encuentran en un rumbo de colisión.

(Es verdad, es verdad… Si los peatones fueran buenos conductores 😉

Uncategorized