Archivo

Archivo para la categoría ‘ciencia’

Inspirations

Sábado, 25 de Febrero de 2012

Estoy sorprendido, extasiado. Si pudierais verme, podríais comprobar que una amplía sonrisa lucha por salir de entre las comisuras de mis labios. Y es que no podría ser de otra forma ante un trabajo excepcional, realizado por Cristóval Vila, y titulado “Inspirations”, sobre una personal visión de lo que podría haber sido el estudio de Maurits Cornelis Escher.

Vila aprovecha esa visión para incluir, unas veces explícita y otras implícitamente, los elementos artísticos y matemáticos que hubieran podido inspirar al conocido artista holandés. ¿Cuáles? Os propongo un juego. Disfrutad del vídeo, y atended a los detalles para descubrir esos elementos. ¿Cuántos podéis reconocer? Luego os cuento en los comentarios los que yo he encontrado, y una pista para encontrar más aún.

(sugerencia: ponlo a pantalla completa, sube un poco los altavoces, y acomódate bien donde estés sentado).

INSPIRATIONS from Cristóbal Vila on Vimeo.

¿Qué tal? ¿Seguro que no quieres volver a verlo? 🙂 Yo todavía no me he cansado de pasarlo de nuevo y disfrutar de los detalles. Y el caso es que encontraba muchos parecidos con un vídeo que vi hace tiempo, acerca de lo sorprendentemente enhebrada que la matemática parece estar en el tejido de la naturaleza. Se llamaba “Nature by numbers” y su autor era… Cristóbal Vila, claro. Yo he querido ver entre los dos un vínculo entre los dos, matemático: el número phi (o razón áurea, o razón dorada, o divina proporción). ¿Podéis imaginar dónde?

Os dejo con él:

Nature by Numbers from Cristóbal Vila on Vimeo.

ciencia , , , , , , ,

Shepherd moons

Domingo, 21 de Noviembre de 2010

Una de mis pasiones, englobada en la gran pasión que para mí supone aprender, es la astronomía. Desgraciadamente no le puedo dedicar todo el tiempo que me gustaría, y muchas veces veo que temas de astrofísica o cosmogénesis se me quedan muy grandes. La física de primero de carrera da para lo que da. Para mí la astronomía, además de recordarnos desapasionadamente y en todo momento cuál es nuestra posición y velocidad (la posición real en el Universo y la velocidad que lleva nuestra Vida), tiene la capacidad de asombrarnos con algunos “comportamientos” curiosos y divertidos. Es el tema que hoy traigo al blog: los culpables de la existencia del anillo F de Saturno.

Voyager1-saturn-f-ring Cuando las naves Voyager llegaron en a Saturno, primero el Voyager en 1980 y ya en 1981 el Voyager II, tuvieron la posibilidad de tomar fotos a muy poca distancia de su anillo F. Una vez transmitidas las fotos del Voyager I, los astrónomos aquí en la Tierra comprobaron que dicho anillo presentaba ondulaciones, rizos y trenzados a los que no supieron dar una respuesta inmediata. Esperaban que la llegada de la Voyager II echara algo de luz sobre ello. Pero fue al contrario: las fotos de la Voyager II ya no mostraban esas irregularidades, y sí algunos cambios estructurales en el anillo.

Puedo imaginarme a los astrónomos, delante de las fotos, sin más información que ellas, intentando comprender qué pudo originar lo que en ellas veían. La explicación vino un poco después. Los culpables eran dos pequeños satélites que orbitaban al gran gaseoso, uno por dentro (Prometeo) y otro por fuera (Pandora). Ambas lunas fueron descubiertas por la primera de las sondas.

En efecto, en su órbita alrededor del planeta, cada luna acelera o desacelera las partículas que se encuentran dentro en su campo gravitatorio. Cuando una partícula se desacelera disminuye su órbita (se acerca al planeta), mientras que si la partícula se ve acelerada aumenta su órbita (y se aleja). El efecto combinado de ambas lunas ocasiona que la mayor parte de las partículas del anillo se aceleren por el paso de la luna interior, y se desaceleren por el paso de la luna exterior, con lo que el efecto neto es que ambas lunas confinan a dichas partículas en el estrecho margen que les dejan (entre 30 y 500 kilómetros), formando así el anillo. El nombre que los astrónomos le dan a las lunas que ocasionan este fenómeno no puede ser más apropiado: las denominan lunas pastoras (o en inglés, shepherd moons).

¿Os apetece verlo en movimiento?

¿Interesados en saber algo más sobre “el Señor y sus Anillos”? Phil Plait (el editor de Bad Astronomy, un ameno blog sobre astronomía que desde aquí os recomiendo) nos da algún dato curioso. Disfrutad.

ciencia , , ,

The Sky in Motion

Miércoles, 21 de Enero de 2009

El principal argumento que la Iglesia del siglo XVII esgrimía contra las ideas de Galileo era que se contradecían con lo revelado por la Biblia. En concreto, el texto sobre el que se apoyaban era el capítulo 10 del libro de Josué:

[12] Aquella vez, cuando el Señor puso a los amorreos en manos de los israelitas, Josué se dirigió al Señor y exclamó, en presencia de Israel: "Detente, sol, en Gabaón, y tú, luna, en el valle de Aialón". [13] Y el sol se detuvo, y la luna permaneció inmóvil, hasta que el pueblo se vengó de sus enemigos. ¿No está eso escrito en el libro del Justo? El sol se mantuvo inmóvil en medio del cielo y dejó de correr hacia el poniente casi un día entero.

No les recrimino su cortedad de miras. A la luz del siguiente vídeo (para el que os recomiendo reservar unos nueves minutos, el doble de lo que dura), es muy fácil pensar que somos nosotros los que estamos quietos y que todo lo demás se mueve. Os dejo con el vídeo y luego os planteo una cosita…


túrána hott kurdís by hasta la otra méxico! from Till Credner on Vimeo.

The Sky in Motion

Alucinante, ¿verdad? Ahora, si todavía tenéis tiempo y algo de paciencia, probad a verlo de nuevo, pero haciendo el esfuerzo de pensar que es el cielo el que está quieto, y que lo que se mueve es la tierra (y por tanto, nosotros). Notaréis que es más fácil en las secuencias en las que aparecen estrellas.

Y ahora me pregunto yo… ¿Cuántas veces nos pasa que tenemos una opinión construida sobre soles móviles que se paran en medio del cielo, y descartamos hacer el esfuerzo de ver que los soles están parados y somos nosotros los que nos movemos? El esfuerzo es considerable. Ya lo habéis comprobado…

Vía Astronomy Picture of the Day

ciencia, en busca de mis valores, filosofía , , , ,

Día doscientos noventa y ocho. Orión

Viernes, 24 de Octubre de 2008
Comentarios desactivados en Día doscientos noventa y ocho. Orión
Orion Constellation

Lo bueno: Pensar que veía, cuando en realidad lo que estaba haciendo era verme. Lo bueno es que encontré una definición de mi mismo. Debo reflexionar sobre ambas cosas.

Lo mejor: Salir esta mañana del metro de Bilbao, y haber adivinado, ahí arriba, al cazador. Ya le echaba de menos.

 

El tema de hoy es de Daft Punk. No puedo evitarlo, mis gustos tienden hacia lo raro, y si encima de raro es electrónico, todavía más. Blipeando por ahí encontré esta versión de "Robot Rock", en vivo. Disfruten.

Robot rock vs Oh yeah
Daft Punk

ciencia, en busca de mis valores, mens sana, un amigo es un tesoro, videoclips

Sacudidas neuronales

Martes, 21 de Octubre de 2008

Esta semana pasada ha sido una semana especialmente intensa. Ha sido intensa sobre todo en temas "sociales". Ya empezó el tema con un post pidiendo por favor que tuviera a bien el adoptar una de esas criaturitas que duermen sabiendo mucho y nunca se cansan de contártelo. Basta con abrir sus páginas, con paciencia. El elegido fue "Lo peor de cada casa", de…

— Tenía yo ganas de leer a Wolfe, que me han dicho que La Hoguera de las Vanidades es muy bueno.

— Es que…  no es Wolfe, es Sharpe.

…de Tom Sharpe. El lunes fue el día de la entrega. Aquí la prueba gráfica, junto con el título de propiedad:

loPeorDeCadaCasa tituloDePropiedad

El martes pasó sin pena ni gloria, aunque sí fue un día un tanto duro en términos laborales. Nada del otro mundo, sólo el trabajo acumulado de la semana anterior (que fue la Semana Internacional de las Demos) y que salió de forma rutinaria. Lo único a destacar es que buscando unos zapatos acabé (cómo no) en la Casa del Libro de la calle Fuencarral y saliera de ella con otros dos miembros de la familia Estantería: una antología poética de Ángel González y "Entre limones", de Chris Stewart (ex-Genesis). Y si ya no había suficientes animales en casa, llegó Kenny. Kenny es un gato de ocho años que estará en casa dos semanas (sin pagar alquiler, que tampoco es plan). Le gusta ser protagonista, así que es el de primer plano, León el que lo mira envidioso desde abajo:

DSC01633

El miércoles sí que fue un día complicado en el trabajo. Pero complicado de verdad. Porque la verdad, hablarle a las máquinas es sencillo. No se cruzan emociones, son fríamente objetivas, saben mantener la distancia con mensajes claros y definidos: "El valor que intentas guardar en la base de datos ya existe.", y no lo adornan con un "como ya deberías saber, ¡canelo!". Y son deterministas. Todas, en la misma situación, ante la misma entrada, dan exactamente la misma salida.

Pero las personas… Ay, las personas… Las personas son todas distintas. Una palabra no significa lo mismo para ti que para mí. Una de esas palabras sembrada en aquél hace crecer un olivo, y en éste una vid. Y en este otro, una vid también, pero torcida de otra forma. No sé si escogí las palabras exactas, pero sí sé que puse toda mi voluntad y todo mi interés y toda mi alma, por qué no decirlo, en mediar en un conflicto entre dos compañeros. Buscando la palabra que hiciera germinar en uno la comprensión hacia el otro, la persuasión que puesta ante los ojos del otro le hiciera ver en la persona de enfrente justo eso, la persona que era, con sus problemas y sus movidas, que son en definitiva las de todos. Nada de lo humano nos debería ser ajeno. Fue un día duro para muchos otros en el trabajo, y animado por cierta confianza obtenida en el conflicto anterior, me puse el disfraz de Don Quijote y me puse ahí a desfacer entuertos. Si a todo ello le mezclamos que justo ese día tuvimos el segundo sprint planning meeting (¡todavía no he posteado sobre ello! :-S) que es también una reunión técnica y psicológicamente exigente, el final del día vino como agua en un desierto, con una extraña mezcolanza de duda y plenitud, con la sensación de haberme enfrentado a uno de mis obstáculos y no haber salido demasiado mal parado.

DSC01621 El jueves empezó como siempre, pero terminó en el CaixaForum, buscando unas entradas para unas jornadas sobre psicología a las que me han invitado (invitado porque todavía le debo las entradas 😉 No conocía el edificio ni sus actividades, que empezaré a seguir, y aluflipé pepinillos de colores con el jardín vertical que podéis encontrar en la entrada y ver en la foto (más grande aquí). La charla con mi guía, que empezó entonces, se extendió densa y profunda unas veces, ligera y divertida en otras, y agradable en todas ellas, por las líneas de los temas más peregrinos. Cada vez me confirmo más en ello: el nosce te ipsum pasa necesariamente por conocer también a los demás, en su humanidad, y leer en ellos tus propias páginas.

DSC01605 El viernes, que en lo laboral siguió la rutina impuesta por la nueva metodología que estamos siguiendo (y que ha generado una inesperada dinámica de mentes, de emociones, de interacción, de sinergia de equipo que me ha dejado anodadado y/o estupefacto), el viernes, digo, cogí los bártulos y me fui a Salamanca a despedir la soltería del que ya es mi cuñado porque, como le dije: "como se te ocurra ahora echarte pa’trás…" 😉

Resumiré el fin de semana, que el post empieza a ser largo.

Leí muchas páginas de mucha gente que hice mías porque también hablaban de mí a su manera. Aprendí muchas cosas, vi muchas cosas, y sentí muchas cosas. Que dos besos dados en una determinada ocasión dicen mucho más de lo que pueda parecer a primeras. DSC01656Que la resistencia es una opción que ocupó un lugar, para luego dar paso al dejarse llevar, y que me permitió concentrarme en el camino. Descubrí que no soy tan viejo como creía, porque aguanté dos sesiones intensivas de casi nueve horas cada una de risas, de conversaciones filosóficas con el cerebro ofuscado e inmerso en alguna que otra copa de ron, de repetir hasta la saciedad "contigo no… bicho", de reconocer "cuánto daño que ha hecho la ESO", de hacer "retratauras", de preguntar sin ton ni son a la gente si sabían quién era Schrödinger y porque tenía un gato que no estaba ni vivo ni muerto, sino todo lo contrario.

DSC01637

Descubrí que por la noche, al contrario de lo que pensaba, también sé cantar ópera, pero de una muy particular. Que la morucha es una carne. Qué no sé tanto de cuántica como pensaba. Me confirmé en la idea de que en cada persona hay mucho más de lo que parece en una primera impresión (y por eso no creo en las primeras impresiones), que conocí mejor a personas estupendas y que por empezar a andar por uno de mis caminos, acabé recorriendo sin esperarlo el de otra persona, a la que quiero mucho: mi hermana.

Todos y cada uno de estos días tuvieron algo en común. Todos significaron una sacudida mental, un despertar, un mirar más allá. Todos me han transformado de una forma u otra. Todos me han cambiado y todos me han hecho crecer.

Y me está enganchando…

ágil, ciencia, comunicación, de la pitanza, en busca de mis valores, es bueno echarse unas risas, familia, filosofía, mens sana, un amigo es un tesoro

Ya nos hemos quejado bastante, ahora hay que actuar

Domingo, 5 de Octubre de 2008

Aunque soy defensor de la queja como mecanismo terapéutico, también es verdad que pasada cierta cantidad de dicha medicina, el tema más que curar, enferma.

Y está bien quejarse del Gran Colisionador de Hadrones, que algunos dicen que nos llevará a otro universo multiparalelo (o multi-para-lelos, que no me quedó muy claro) por medio de microagujeros negros que absorberán todo el universo observable, más o menos desde aquí hasta el horizonte de acontecimientos.

CERN_LHC_t2030shigh

Pero como el vaso de quejas ya lo tenemos más o menos lleno, es hora de pasar a la acción. Y la acción en este caso se llaman LHC@Home. Una vez que el experimento se haya llevado a cabo, la información generada deberá ser procesada de alguna forma, y desde luego es muchísima información, tanto como 15 petabytes de datos. Eso son más o menos 135.107.988.821.115.000 bits, o lo que cabría en 131.072 discos de 120Gb. O sea mucho.

Desgraciadamente, la mayor parte del presupuesto se fue precisamente en el colisionador, y no tanto en la infraestructura de computación. Si queréis podéis ayudar cediendo parte de vuestro tiempo de procesador (que habitualmente está desocupado el 80% del tiempo) para los cálculos que deben realizar, de forma similar a otros proyectos como seti@home (búsqueda de vida extraterreste) o folding@home (conformación espacial de proteínas). Yo, desde luego, me uno al proyecto. Dadle vidilla a vuestro micro, que os ha costado una cifra y uníos vosotros también. ¡A por el bosón de Higgs, que es pequeño y cobarde!

(A fecha de hoy, y dado que el LHC tuvo que detenerse por un fallo, no hay trabajos disponibles que procesar, pero hay que estar preparado 😉

ciencia, internet, what is the matrix

Influencias de tamaño astronómico

Sábado, 27 de Septiembre de 2008

full_moon Mi amigo Ciro argumentaba hace tiempo que, si durante tantos cientos de miles de años la Luna ha marcado el ciclo hormonal de la mujer, cabe pensar que a nosotros los hombres también nos haya marcado de alguna otra forma.

Nunca se me había ocurrido pensar en ello, y quizá por ello no lo he notado, pero desde que Ciro me lo dijo, ocasionalmente intento observarme más a lo largo de cada mes, para ver si realmente la Luna me afecta o no. Y en eso estamos. Por ridículo que pueda parecer, a veces me pongo a buscar alguna ley de causalidad entre mi estado físico, mental y anímico y la fase de nuestro satélite, su distancia a la Tierra, y otros detallitos selénicos (de paso así justifico tener instalados en la PDA  Moon Phase y Planetarium). Los últimos informes sobre la investigación no dan resultados concluyentes.

Vaya.

Y ahora llega Phil Plait —el astrónomo escéptico de Bad Astronomy, y que es por ello y por más cosas mi héroe 😉 — y escribe un post sobre la actividad solar. El Sol, como la Luna, también tiene sus ciclos, pero los del Sol son algo distintos. Por lo pronto, aquí nuestro amigo cambia la orientación de su campo magnético cada 11 años, de forma que su polo sur pasa a ser su norte y viceversa.

image description

La intensidad del campo también varía dentro de esos 11 años, con mínimos y máximos cada 5,5 años. Ahora resulta que estamos en un mínimo muy mínimo de intensidad de campo magnético y eso se nota porque, según los datos recogidos por el satélite Ulyses, que lleva más de 17 años mirando al Sol sin gafas ni nada, la intensidad del viento solar (consecuencia de la intensidad del campo magnético) ha disminuido un 25% respecto a lo observado en otros ciclos.

Y ahora me pregunto yo si de alguna manera sutil, también los ciclos solares nos afectan, si algo tan distante de nosotros, nada menos que a 150 millones de kilómetros de distancia (de media) puede hacer que un día se levante uno con el pie izquierdo. Se podría pensar que estando tan lejos, la influencia debería ser ninguna pero, ¿no es verdad que notamos por ejemplo su calor a pesar de esa inmensa distancia? Y al fin y al cabo, lo que nos hace girar es su gravedad… De hecho, se lleva el 99,8% de toda la masa en nuestro sistema planetario.

sun

Luego pienso que no son más que chorradas lo que pienso. Que la utilidad de averiguar si la Luna o el Sol está en su mínimo o en su máximo de algo serviría sólo para:

1. – Avisar a la gente…

Hoy ni me chistes porque estoy en mínimo de campo magnético, ¿vale? Y el viento solar me ha despeinado la compostura, ¿sí?".

2. – Caer en la cuenta y cambiar de actitud (como una especie de maldición de Casandra)…

Mañana toca luna llena así que va a ser un día emocionalmente raro. Mejor será que me [vaya al cine / monte un juérgoles / saque la bici] con alguien y me  lo pase pirataaa, para que no sea un día emocionalmente raro".

3. – Agobiarme…

¡aydiosmiodemivida! ¡Mañana luna nueva! ¿Qué va a ser de mi? ¡Y esta tarde cambia la orientación del campo magnético solar! ¿Sobreviviré al día de hoy?

Mejor aprovecharlo para aprender algo de astronomía o física, recordar mis tiempos de universidad, repasar algún libro sobre astrofísica que tengo por ahí y compartir el raropensamiento con quien quiera leerlo…

La foto del amanecer de la luna llena es de David Haworth.

ciencia, mens sana

El Señor de los Anillos

Jueves, 10 de Julio de 2008
Comentarios desactivados en El Señor de los Anillos

Hace poco que mi Google Reader me trae a casa las noticias de Bad Astronomy, el blog de Phil Plait (astrónomo y escritor, escéptico y luchador contra los malos usos de la ciencia, ¡este tío es mi héroe!).

En su último post, nos ofrece un vídeo-repaso de los anillos de Saturno. Aunque está en inglés, merece la pena verlo aunque sólo sea por las imágenes (si veo demanda, lo transcribiré 😉 Me ha llamado especialmente la atención el curioso efecto gravitatorio-orbital que una de sus lunas (Mimas) tiene sobre una de las divisiones o gaps entre anillos.

El vídeo es de YouTube. Hay una versión en alta resolución en Hulu, pero sólo está disponible desde Estados Unidos (¿neutralidad?). Bueno, se acabó el rollo. "Majo, apaga la luz que empieza el cine". A disfrutarlo.

ciencia, internet

Galaxy Zoo

Lunes, 30 de Junio de 2008
Comentarios desactivados en Galaxy Zoo

Me acabo de apuntar a un proyecto de computación distribuida que vi hace tiempo, y que me llamó la atención. Se llama Galaxy Zoo y me llamó la atención por dos motivos: el primero, porque es un sistema para la clasificación de galaxias según sus formas, y a mi el tema de la astronomía me encanta. El sistema va analizando una tras otra distintas imágenes de galaxias y va indicando si es espiral (en el sentido de las agujas del reloj, o en sentido contrario), si es elíptica, o bien si no es ni una ni otra (por ejemplo, la foto de una estrella, de la traza de un satélite, de errores en las imágenes, etc.).

587737825937129767

La segunda tiene que ver con el sistema en sí. Estaréis pensando que el algoritmo para clasificar cada imagen tiene que ser complicadísimo, siguiendo algún medio de reconocimiento y clasificación de imágenes, o redes neuronales, o vete tú a saber qué. Pues en realidad tienes razón en todo. El sistema que clasifica cada imagen, eres precisamente tú. A falta de un algoritmo implementado en un ordenador, este proyecto se aprovecha de la facilidad que tenemos los humanos para procesar imágenes rápidamente (para la que sí estamos diseñados) y no tanto en nuestra capacidad de cálculo (para la que sí están diseñados los ordenadores, al fin y al cabo, tontos que suman muy rápido).

ciencia, ocio

Nautilitis

Miércoles, 25 de Junio de 2008
Comentarios desactivados en Nautilitis

Hace tiempo publiqué un post sobre el nautilus en el que os comentaba que era uno de mis animales favoritos (me dejo pendiente un monográfico sobre "Animales que me gustan"), o mejor, que son animales con los que me identifico de alguna manera, unas veces claramente, aunque no por los motivos que uno pudiera pensar, y otras veces de manera tan oscura que casi estoy por preguntarle al psicólogo 🙂

El caso es que mientras elaboro el monográfico os dejo con un vídeo que encontré via Fogonazos, llamado "La vida secreta del nautilo" y que me ha resultado muy interesante, porque completa la información que había buscado sobre estos hermosos animales. Disfrutadlo.

Y es verdad que tiene un fallo en la traducción, cuando dice que avanza con la concha por delante, para poder ver hacia dónde se dirige… ¿Será por eso que me siento identificado con él? Who knows!? En lo que no coincido es en lo de comer sólo una vez al mes 🙂

ciencia, mens sana