Inicio > what is the matrix > Feliz Tormenta Nueva 2011

Feliz Tormenta Nueva 2011

viernes, 31 de diciembre de 2010

3464683774_840e2465bf 

A veces, el destino se parece a una pequeña tempestad de arena que cambia de dirección sin cesar. Tú cambias de rumbo intentando evitarla. Y entonces la tormenta también cambia de dirección, siguiéndote a ti. Tú vuelves a cambiar de rumbo. Y la tormenta vuelve a cambiar de dirección, como antes. Y esto se repite una y otra vez. Como una danza macabra con la Muerte antes del amanecer. Y la razón es que la tormenta no es algo que venga de lejos y que no guarde relación contigo. Esta tormenta, en definitiva, eres tú. Es algo que se encuentra en tu interior. Lo único que puedes  hacer es resignarte, meterte en ella de cabeza, taparte con fuerza los ojos y las orejas para que no se te llenen de arena e ir atravesándola paso a paso. Y en su interior no hay sol, ni luna, ni dirección, a veces ni siquiera existe el tiempo. Allí sólo hay una arena blanca y fina, como polvo de huesos, danzando en lo alto del cielo. Imagínate una tormenta como ésta. […]

Y tú en verdad la atravesarás, claro está. La violenta tormenta de arena. La tormenta de arena metafísica y simbólica. Pero por más metafísica y simbólica que sea, te rasgará cruelmente la carne como si de mil cuchillas se tratase. Muchas personas han derramado allí su sangre y tú, asimismo, derramarás allí la tuya. Sangre caliente y roja. Y esa sangre se verterá en tus manos. Tu sangre y, también, la sangre de los demás.

Y cuando la tormenta de arena haya pasado, tú no comprenderás cómo has logrado cruzarla con vida. ¡No! Ni siquiera estarás seguro de que la tormenta haya cesado de verdad. Pero una cosa sí quedará clara. Y es que la persona que surja de la tormenta no será la misma persona que penetró en ella. Y ahí estriba el significado de la tormenta de arena.

Kafka en la orilla
Haruki Murakami

No os voy a decir que no habrá tormentas este año nuevo que viene. Además de mentira, sería imposible. Tampoco os las deseo. Lo que sí deseo para vosotros es que de aquellas que encontréis salgáis renovados, reconstruidos, mejores en definitiva. Que, asombrados y aún desorientados y confusos tras haberlas pasado, y una vez que os hayáis sacudido la arena de ojos y oídos, encontréis que las tormentas merecieron la pena. Después de todo, el Sol siempre sigue detrás de ellas.

 

Feliz Tormenta Nueva 2011

 

La fotografía del sol tras la tormenta es de Eric González.

what is the matrix , ,

  1. viernes, 31 de diciembre de 2010 a las 18:52 | #1

    Si siempre brillase el sol no podríamos apreciar su grandeza.
    Feliz Año! 🙂

  2. antonio
    domingo, 2 de enero de 2011 a las 10:54 | #2

    Muy buenas,
    la tormenta de curro la he pasado. por poco me causa una enfermedad. Sustanciamente no he cambiado y si me he dado cuenta de lo que necesitaba leer tus reflexiones. Ahora dispongo de un poquillo de mas tiempo y no quiero perdermelas.
    Un fuerte abrazo, maestro.
    Antonio
    Ya sabes donde estoy si bajas al sur.

  3. martes, 4 de enero de 2011 a las 09:04 | #3

    @Borja (ogeid66) Tienes toda la razón 🙂 ¡Feliz año, Borja!

    @antonio Me alegro de que la tormenta haya pasado, pero me preocupa que tu salud se pueda haber visto afectada. Nunca debería ocurrir eso 🙁 En todo caso, me alegro de verte de nuevo por aquí. ¡Nos vemos en el Sur! Un fuerte abrazo y feliz Año Nuevo.

  4. martes, 4 de enero de 2011 a las 13:21 | #4

    Al final de lo que más aprendemos es de las malas experiencias… Te hacen crecer y te fortalecen…
    Que tengas un feliz 2011! Besotes!!!

  5. miércoles, 5 de enero de 2011 a las 08:22 | #5

    @iPodGirl Hubo una época en la que quise creer que se aprendía de las buenas y de las malas experiencias, pero definitivamente se aprende *mucho más* de las malas. Pero mira, las doy por bien empleadas! 🙂 ¡Feliz Año Nuevo! :*

  6. sábado, 16 de febrero de 2013 a las 09:48 | #6

    Estaba empezando a leer el libro de Murakami y me gustó tanto el trozo de la tormenta que lo iba a copiar en Facebook para mis amigos… Pero hete aqui que tu yas has tenido la idea…

    Gracias por ahorrarme todo el “typing”… Es un texto precioso que quería dedicar a mi hermana, cuyo paso de Neptuno (las nieblas que no te dejan ver claro) junto a su sol en Piscis… la estan haciendo pasar por una de las etapas más confusas de su vida…

    ¿que puedes hacer cuando no puedes hacer nada? dijo el discipulo al maestro zen… La respuesta es “no hagas nada”…
    de la tormenta no te puedes zafar… y sin embargo al salir de ella serás otra persona, mucho más muerte interiormente… (lo digo por experiencia propia)

  7. domingo, 17 de febrero de 2013 a las 10:37 | #7

    @Linis me alegro de que te haya sido útil 🙂 gracias por pasar por aquí y comentar 🙂

  1. Sin trackbacks aún.
Comentarios cerrados.