El batmóvil

lunes, 13 de septiembre de 2010

Hoy he dejado el batmóvil en el taller. Después de casi tres meses, por fin he encontrado el momento adecuado para dejarlo y que me arreglen el abollón que uno de mis pérfidos enemigos, el maligno Dr. Retired, consiguió infligir al vehículo. El batmóvil es un trasto fuerte, pero le pillaron desprevenido y el Doctor consiguió hundirle un tanto la aleta derecha, la de delante. De poco sirvió el refuerzo de kevlar que Alfred y yo instalamos tan diligentemente, después de haber escuchado historias horripilantes de otros superhéroes acerca de sus formas de transporte, en la reunión que todos los domingos tenemos en la Casa del Superhéroe.

El batmóvil, aparcado en su plaza, un instante antes del enfrentamiento con Dr. Retired.

El batmóvil, aparcado en su plaza, un instante antes del enfrentamiento con el Dr. Retired.

La parte buena es que el seguro de Retired (irónicamente, el mismo que el mío, se lo tengo que contar a Alfred) asumió el coste, y yo sólo he tenido que presentarme en el taller con un papelito. Todo muy profesional, la verdad, sólo tuve que dar la matrícula del Tumbler (BTM4N TMBLR), y ya sabían qué coche era, de qué color, ¡y hasta la última revisión del firmware! Eso sí, me ha costado dejarle allí, solo. Ni siquiera he podido decir eso tan chulo de “ciérrate” con esa profunda voz con la que me doblan aquí en España. Hasta las llaves (esa tarjeta tan chula que no tengo ni que sacar ni nada, y que hace las delicias de mis sobrinos cordobeses, pensando que es algún tipo de magia la que esconde), hasta las llaves, decía, he tenido que dejar. ¡Qué queréis! Es la primera vez que lo abandono en manos de otro, aunque sea el Servicio Técnico de Tumblers…

Y en el mientras tanto, si surge la necesidad (ya sabes, lo típico: que ves la señal en el cielo, Alfredvepreparandoeltumbler, Señoritorecuerdequeestáeneltaller, Vayahombretambiénesmalasuerte, puesyasiesomañana), pues habrá que tirar de transporte público, que cuando no está holgando, funciona muy bien. Lo sé porque, cuando dejo el traje y la máscara en casa, y me voy a la oficina en la Universidad Wayne, tardo cero coma en llegar. Voy sin máscara porque llevo muy mal lo de los autógrafos, lo digo para aclarar.

La suerte es que a lo largo de esta semana lo tienen listo.

Madr… Gotham puede dormir tranquila.

es bueno echarse unas risas , , ,

  1. martes, 14 de septiembre de 2010 a las 07:54 | #1

    vaya, se ve que te tiene fastiado su descanso, jejeje

  2. viernes, 17 de septiembre de 2010 a las 14:20 | #2

    @Gons Pues la verdad es que me “tenía” porque me lo dieron el mismo miércoles! Han tardado cero coma, y encima, hoy mismo llamada de cortesía para ver si todo iba bien y si estoy satisfecho con el servicio 🙂 #encantadotoy

  3. lunes, 20 de septiembre de 2010 a las 11:40 | #3

    XD Plas plas plas

  4. lunes, 20 de septiembre de 2010 a las 20:15 | #4

    @Yon 🙂

  1. miércoles, 5 de enero de 2011 a las 11:56 | #1
Comentarios cerrados.