Inicio > mens sana > Contradicciones

Contradicciones

viernes, 20 de agosto de 2010

Quizá la más rotunda confirmación de la libertad del hombre es la posibilidad de contradecirse, como la más visible demostración de la propiedad de una cosa es destruirla. Una mudanza de opinión por convencimiento, por acopio de nuevos datos, o por un cambio de actitud ante los hechos, la considero no sólo honrosa, sino elogiable. Lo contrario sería una traición a lo que de mejor tiene el hombre: su capacidad de curiosidad, de enriquecimiento, de evolución. Cuando alguien sincero expresa su opinión actual, y alguien memorioso le recuerda que hace unos años opinaba lo opuesto, debe encogerse de hombros y responder: «Bueno, ¿y qué?» Las ideas fijas las encuentro privativas de locos, y los imbéciles son los únicos que no se moverán jamás de sus razones, entre otras cosas porque no las tienen. Qué atractiva esa cualidad irisada y múltiple y enriquecedora de no atornillarse, ni empecinarse, ni «mantenella y no enmendalla». Las contradicciones de cada uno son tan definitivas de su personalidad como sus coherencias y sus continuidades. Yo de mí sé decir que a quien ayer amé hoy no lo amo; que a quien ayer respeté hoy lo pongo en cuarentena; que pienso que una de mis más queridas y fundamentales certezas: la esperanza en el hombre, nunca tendrá que verse —ni en mi entorno ni en mi interior— contradicha. Y lo pienso precisamente porque el hombre es un ser contradictorio: si no, no habría remedio.

Contradicciones.
En propia mano, Antonio Gala.

mens sana , , ,

  1. viernes, 20 de agosto de 2010 a las 12:13 | #1

    Tremendo. Gracias por compartirlo.

  2. sábado, 21 de agosto de 2010 a las 19:20 | #2

    @Banyú Más veces

  1. Sin trackbacks aún.
Comentarios cerrados.