Iain

martes, 20 de julio de 2010

Iain es un escocés en el proceloso mar de los españoles. Y tiene interés en aprender la lengua más allá de los giros típicos holacómoestás y muchasgracias. Pero empecemos por el principio.

Los que me seguís desde hace tiempo recordaréis que vine de Kenia con la sensación de que debía mejorar mi inglés. No es que no me enterara de nada, es sólo que no entendí todo lo que quise, sobre todo si la conversación era entre gente joven, más proclives a hablar rápido y con giros que desconocía. Nos pasa a todos: un inglés encontrará difícil traducir “loquepasque” y no tanto “lo que pasa es que”.

El caso es que una amiga me puso en contacto con Iain, un escocés que quería practicar nuestro idioma fuera del entorno laboral, un entorno en el que es más que normal hablar en el idioma de Shakespeare, con lo que las probabilidades de hablar el de Cervantes disminuyen. Aunque, por motivos distintos, los dos somos tipos muy ocupados y tal, hacemos por quedar algún domingo para hablar y darnos paliza de idioma. Hacemos por quedar porque entre unas cosas y otras, después de dos meses largos (si no más), hemos quedado dos veces y anteayer ha sido la segunda. En la primera compartimos dos cafés y cuatro horas de charleta alrededor de la política, geografía, historia o nuestra historia personal.

En esta segunda, por hacer algo distinto, hemos quedado en Sol y nos hemos dado una vuelta por la calle Arenal, el Teatro Real, el Palacio de Oriente, la Basílica de Nuestra Señora de la Almudena, los jardines de Sabatini, el Templo de Debod, la plaza de España, y Gran Vía para terminar en la plaza de Santo Domingo. Como os podéis imaginar, estábamos reventados, y pedíamos a gritos que por favor nos sirvieran cerveza y paella 🙂 Y he probado por primera vez el Paellador famoso. Mira, no está mal, pero desde luego no es la paella de verdad. He decidido que tengo que buscar en Madrid un sitio donde hagan buenas paellas e invitarle. Quizá en Los Arroces de Segis, pero se aceptan vuestras sugerencias…

¿El bonus? Que gracias a Iain he conocido una parte de Madrid que desconocía. Sí, tal cual, como os lo cuento. Desconocer las riquezas de Madrid es casi condición sine qua non para ser madrileño. Así que ha tenido que venir él para enseñarme los restos de la muralla árabe que podéis encontrar en la Cuesta de la Vega. Lo que son las cosas.

Muralla_árabe_de_Madrid_01

Os seré sincero. Los que me conocen saben que, con matizaciones, le tengo mucha fe a la ciencia. Pero todavía me parece milagroso el complejísimo proceso por el que una intuición, una idea o un recuerdo consiguen encontrar su camino desde lo más profundo de uno mismo hasta alcanzar en la superficie la forma de microvariaciones en la densidad del aire para luego volver a entrar por un oído, y convertirse entonces en microvariaciones del potencial eléctrico en la pared celular de las neuronas, para terminar en lo más profundo de otra persona. ¡Y que esa persona reaccione de la misma forma para empezar de nuevo el mismo proceso!

La comunicación es un hecho mágico en sí mismo, amigos, algo que nos hace trascender, que nos hace formar parte de otra persona y a la vez apropiarnos de los demás. Comunicar nos hace humanos, y más humanos cada vez. Así que, gracias Iain.

mens sana, what is the matrix , , , ,

  1. martes, 20 de julio de 2010 a las 17:08 | #1

    Lovely.

  2. martes, 20 de julio de 2010 a las 22:28 | #2

    Más que paseo eso era el tour de Madrid… 😀

  3. martes, 20 de julio de 2010 a las 23:57 | #3

    Y si encima te envían el mensaje en un código y tú eres capaz de pasarlo a otro para entenderlo… más mágico aún.

    Uf, menos mal que los restos de la muralla los conocía, los he visto un montón de veces. Pero sí, como buena madrileña sospecho que me quedan un montón de rinconces míticos de Madrid por conocer.

  4. miércoles, 21 de julio de 2010 a las 21:56 | #4

    @Banyú ^_^

    @Miri No veas el palizón que nos dimos 😛

    @Nimbusaeta Quizá he generalizado demasiado, pero de la gente con la que me muevo no se puede decir mucho más 😉 jejeje

  1. Sin trackbacks aún.
Comentarios cerrados.