Inicio > en busca de mis valores, nyumbani > Sobre la memoria

Sobre la memoria

jueves, 4 de junio de 2009

Hace unos minutos he llamado a un amigo con el que hacía mucho tiempo que no hablaba, y algo más que no le veía. Hoy es su cumpleaños, así que le he felicitado, y nos hemos puesto un poco al día (¡también se va a meter en temas de Scrum y metodologías ágiles!). También hemos quedado en que nos llamaremos a principios de la semana que viene, para decidir un día en el que quedar para comer. Sé que vamos en serio porque la charla no ha acabado con ese manido y difuso “pues venga, nos llamamos a ver si quedamos un día”, frase tan inútil como vacía. Puestos a ser prácticos y evitar subterfugios, es mejor despedirse con un “a ver si el destino vuelve a cruzar nuestros caminos”. Que además, en mi opinión resulta más elegante y evocadora.

Cuando ha descolgado, lo primero que ha dicho ha sido algo así como: “No me lo puedo creer, después de tanto tiempo, mira que el blutuz conectado con la agenda sincronizada con el ordenador hace milagros, ¿eh?”, porque sabía muy bien que, si fuera por mi mismo, no me habría acordado de su cumpleaños. Eso no significa que no me sepa ninguno, es simplemente que no puedo recordarlos todos (o no quiero o no me apetece o prefiero ocupar el espacio con otro recuerdo, no sé bien, la verdad). No sé qué haría sin mi memoria artificial. O quizá sí, pero eso es tema para otro post (si me acuerdo).

El tema es que si quieres recordar algo, y tienes memoria de pez como la mía, lo mejor es utilizar algún medio para poder registrarlo. En unos pocos días, ya apenas nada, parto para un viaje del que querré guardar muchas cosas en la memoria. Muchas, las más llamativas, las más discordantes si acaso, permanecerán por sí mismas y se harán indelebles en ella, como escribir en una vileda sin rotuladores vileda. Otras, por inadvertidas, apenas llegarán a estar unos pocos segundos, quedando relegadas a la nada de los recuerdos sin seguro oponer resistencia. Me preocupan más aquellas que, acomodadas en el salón de los recuerdos, vayan mutando y cambiando, disfrazándose de otros recuerdos y otras impresiones, convirtiéndose en leves fantasmas de lo que fueron, en atisbos de su antigua concreción, en meras trazas de lo que antes fueron profundos surcos en el camino. Para ellos dispongo de dos medios. Uno, si la infraestructura tecnológica y el tiempo lo permiten, será este mismo blog, aunque me temo que será difícil. El otro vino de sorpresa y es este que os muestro:

DiarioViajeNyumbani

Es un cuaderno de viaje, me lo ha regalado Madame Tafetán, y me lo entregó en el pasado Twittmad, donde por fin nos desvirtualizamos. Lo ha encuadernado ella misma, y está inspirado en diseños africanos. Él será el que me acompañe de acá para allá, haciendo de memoria externa y de muleta de la mía. Madame: desde aquí, gracias.

Y si lo miras, creo que es mejor que un ordenador. ¿No? Mirad: aunque no os lo creáis, no necesita pilas ni cargadores, es inalámbrico, va con marcapáginas, como los navegadores y admite un montón de tipos de letra y de diseños distintos 😀 ¡Genial!

en busca de mis valores, nyumbani , , , ,

  1. jueves, 4 de junio de 2009 a las 22:11 | #1

    Es precioso el cuaderno de viaje 🙂
    Tener un diario es el mejor sitio donde guardar los recuerdos, te lo digo yo que tengo uno desde hace 8 años y es increible releerlo de vez en cuando 🙂

    Espero que guardes muchos recuerdos, y que todos sean buenos 🙂

  2. viernes, 5 de junio de 2009 a las 08:22 | #2

    Ains qué emoción (en serio, nunca nadie había colgado una foto de un cuaderno mío). Me voy a quitar méritos: sólo los forro, ya me gustaría a mí saber encuadernar.
    Espero que le des un buen uso y si por un casual se te acabara, me lo dices y te hago otro, que como muchas veces voy con los cascos ;), imagino muchas cosas

  3. viernes, 5 de junio de 2009 a las 12:48 | #3

    Yo también necesito echar mano de la memoria externa. Es parte de mi mente.

  4. viernes, 5 de junio de 2009 a las 18:33 | #4

    ¡Qué casualidad! Recientemente una twittera amiga también me ha descubierto a mí el apasionante mundo de las moleskines y cuadernos de viaje ^^ Personalmente me quedo con las moleskines. A ver si me compro una en el Fnac/Casa del libro o Caixaforum.

    ¿Cuándo emprendes ese viaje del que nos has hablado? Seguro que será toda una experiencia 🙂

    Si tienes ocasión échale un vistazo a: http://www.moleskine.com/

    Un abrazo majete.

  5. sábado, 6 de junio de 2009 a las 19:21 | #5

    Me encanta!! Los motivos del encuadernado son una chulada! Y además, como tú ya has dicho, por aquellos lares te va a ser muy útil… no necesita electricidad xD
    Besotes!!

  6. sábado, 6 de junio de 2009 a las 20:26 | #6

    @ivich Muchas gracias, niña. También llevo un diario (bueno, en realidad un diario en dos cuadernos, pero vamos… uno 🙂 y releer páginas pasadas es toda una experiencia 🙂

    @MmeTafetan Como se me acabe allí, va a ser un problema 😉 Escribiré pequeñito por si las moscas, jis.

    @Nesta De alguna forma me recuerda a la charla que tiene Neo con el consejero: «Nosotros dependemos de ellas, y ellas dependen de nosotros».

    @Hackett Las moleskine no te defraudarán, por lo que te conozco. Salgo el 15 de julio 🙂 A ver si hay suerte y hay posibilidades de postear con cierta frecuencia. Otro abrazo para ti.

    @iPodGirl Jejeje, donde voy es posible enchufar las cosas, pero sin duda es mejor que no lo necesite 🙂 Y desde luego cuando me mueva, será imprescindible. Beso!

  7. martes, 9 de junio de 2009 a las 10:37 | #7

    Oye, pero qué cuaderno más BONITO, no?

    Algún día de estos hablaré en mi blog sobre el GTD, que está muy relacionado con esto.

    Buen post.

  8. martes, 9 de junio de 2009 a las 13:18 | #8

    Qué bonito es el cuaderno… seguro que en él apuntas un montón de cosas para recordarlas siempre… Yo siempre llevo un moleskine conmigo aunque, la verdad, es que lo uso poco.

    A ver si es verdad y quedáis tu amigo y tú, que yo tengo demasiados cafés pendientes… 🙂

    Un besoteee

  9. miércoles, 10 de junio de 2009 a las 08:30 | #9

    @Luisfer Gracias tío 🙂 Y gracias por pasarte por aquí y dejar tu comentario 😉

    @acoolgirl ¡Que no sea por cafés! Estás invitada a uno 😀

  1. Sin trackbacks aún.
Comentarios cerrados.