Vaya semanita

sábado, 17 de enero de 2009

Por motivos que explicaré algún día, mis semanas ahora empiezan el domingo, y no el lunes. Así que puedo considerar que el día de hoy es casi el fin de la tercera semana del año, y quería compartir con vosotros algunas reflexiones y experiencias:

» Comprobé que puedes estar sentado con dos personas que has conocido hace menos de tres meses y tener la sensación de que llevas conociéndolos toda una vida: eso sucedió el domingo pasado, con la excusa de unas cervezas, mientras conversaba en agradable compañía con Banyú y Miriam.

488872032_036d2ec4a5 » Que cuando la duda aprieta, y el desánimo hace acto de presencia, y notas que te fallan las fuerzas para empezar, lo mejor es dar sólo un paso. Dar el siguiente no es dar dos, sino sólo uno más. El tercero viene casi sólo… Cuando te quieres dar cuenta, has empezado el quinto sprint de tu proyecto.

» Que a veces nos llenamos la cabeza con ideas de un plan maquiavélico urdido por alguna mente temerosa, de no se sabe bien qué fantasmas, y que resulta ser la nuestra, cuando la realidad te demuestra que el miedo tenía la misma consistencia que el humo de un cigarro. Al final, el agujerito que sentía en una muela, y al que le atribuí ser una caries en un sitio complicado en mi opinión (entre dos muelas, junto a una endodoncia) resultó no ser más que un pequeño fragmento desprendido que se arregló con «una pulidita». Gracias Pablo. ¡Me alegraste el resto de la semana!

KarajanHerbertVon4 » Que Karajan tenía razón cuando dijo que «el arte de dirigir consiste en saber cuándo abandonar la batuta para no molestar a la orquesta». O para el caso, a tu equipo de desarrollo.

» Que aunque se tilda a la vida de caprichosa, no es maliciosa, y no deja de repetirme una y otra vez: «¿Lo ves? No tenías ánimo de ir, pero al final fuiste y te lo pasaste genial. Y te lo habrías perdido de no haber ido«: el martes asistí a la Twittmad 15, la cuarta de mi carrera dosceriana. ¿Y qué puedo decir? Conocí a @molinera, a @sgala (Nostromo en 11870), y sido la mejor y más divertida hasta ahora.

» Que la mezcla de autoridad y arbitrariedad no deben anidar nunca en la misma persona, y que las reglas existen para limitar la primera y eliminar la segunda. Pero incluso aunque algunos rompan las reglas, no debe ser excusa para que las rompamos nosotros. Aunque las modificaciones sobre un programa están prohibidas una vez que se ha empezado el sprint, mi equipo consiguió adaptar la aplicación que estamos construyendo a un cambio importante e inesperado.

» Que si en el trabajo me llegan a decir que sería más productivo sin mi ordenador, no me lo hubiera creído. Esta semana mi máquina ha sufrido una infección vírica que me ha permitido, mientras la recuperaba, ordenar mi archivo, mi armario, mis cajoneras y mis bandejas. Más importante aún, con ese tiempo libre ayudé a otro equipo a arrancar su proyecto con Scrum.

» Que me parece mentira que todavía me ilusione con pequeños regalos sin valor (económico). Ayer me regalaron dos cinturones por haber comprado un cuaderno… De verdad.

Hace poco me preguntaron si alguna vez me siento feliz de verdad. En esta semana ha habido de todo. Momentos tensos, desagradables, confusos. Y también ha habido momentos agradables, divertidos, de serena calma… Ha habido lugar para el trabajo duro, para la risa desatada, para la reflexión, para la pereza… Y el balance de todo ello ha sido positivo.

¿Será eso?

corpore sano, profesión, un amigo es un tesoro

  1. antonio
    lunes, 19 de enero de 2009 a las 11:53 | #1

    ¡Quédate con lo bueno, que no ha sido poco !

  2. martes, 20 de enero de 2009 a las 20:09 | #2

    @antonio Eso hay que hacer…

  1. Sin trackbacks aún.
Comentarios cerrados.